1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
John J. García

A propósito de la venta de Isagen

John J. García
POR:
John J. García
octubre 10 de 2013
2013-10-10 01:20 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c64375c54f9.png

El Mercado Eléctrico Mayorista en Colombia (MEM) funciona bajo una estructura de mercado oligopólica, moderadamente concentrado, cuyo índice Herfindahl Hirschman (HHI) es cercano a los 1.500 puntos. Las tres firmas más grandes (EPM, Emgesa e Isagen) tienen el 60% de la capacidad total de generación del mercado. Por tanto, no sería recomendable que una de las empresas o de sus accionistas existentes, adquiriera el porcentaje de acciones de Isagen que está vendiendo el Estado, ya que esto disminuiría más el nivel de competencia en este mercado, caracterizado por altas inversiones (economías de escala) a la entrada. En este sentido, con el fin de promover la competencia, lo mejor sería que hubiese un nuevo inversionista diferente a los existentes en el MEM, a pesar de resultar bastante atractivo para cualquiera de ellos.

Isagen es una empresa con gran participación del Estado (57,66%), por eso cuando se conoció la noticia relacionada con la venta por $4,5 billones de sus participaciones, esto dio origen al interrogante sobre el efecto de que estas participaciones sean adquiridas por un inversionista privado. A lo cual, vale la pena resaltar que el MEM debería funcionar de tal forma que, independientemente de que el nuevo inversionista sea público o privado, en este mercado deben existir los incentivos para realizar los planes de expansión necesarios para la garantía de suministro del servicio a los usuarios, por encima de cualquiera de los otros objetivos de la política energética.

Además, es probable que en cuanto a la formación de precios en este mercado oligopólico, a pesar de que el Estado pueda actuar como regulador de estos, el componente tecnológico de generación tiene una gran dependencia del recurso hídrico y que se trata de un bien privado que cualquier empresa en el mercado debe ‘competir’, igual que las otras, acorde con las normas establecidas.

Por tanto, el Estado debería tener un papel más activo como ente regulador e incentivar el lado de la demanda para romper con la prácticamente nula sensibilidad del precio frente a la demanda, reduciendo los límites de contratación en el mercado no regulado -que está en mora de hacerlo- o a través del tema relacionado con redes inteligentes, como se ha hecho en Inglaterra y Gales, donde los usuarios puedan conocer sus consumos, horarios, costos, apuntando a recomponer demandas en horas pico para los periodos de bajo consumo, y así disminuir costos y precios por medio de restricciones de capacidad.

Otro tema que vale la pena anotar es el comportamiento del precio de cotización en bolsa de la acción de Isagen a partir del lanzamiento de la noticia. Según la teoría de gobierno corporativo para análisis de corto plazo, se espera que la empresa objeto de compra incremente su valor. Este es el caso de Isagen, cuyo precio, desde el 29 de julio y hasta el 3 de septiembre del 2013, se ha incrementado en 14,15% (de $2.720 pasó a $3.105). También se puede observar el incremento del volumen transado el día siguiente a la noticia.

No obstante, es importante mencionar las noticias negativas, como la demanda estipulada por el expresidente Uribe, que se ve reflejada en una caída del precio a partir del 26 de agosto. Sin embargo, se trata de una empresa sólida y atractiva para atraer inversionistas en el mediano plazo.

John J. García

Ph. D. - Docente investigador, Escuela de Economía y Finanzas, U. Eafit

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado