1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

‘Outsourcing’, motor de desarrollo

Jorge Barriga
POR:
Jorge Barriga
septiembre 19 de 2013
2013-09-19 11:43 p.m.

Para nadie es un secreto que en los países latinoamericanos hemos identificado a la industria de outsourcing como motor de desarrollo económico. Son prueba de su potencial para la creación de empleo y riqueza los casos de India y Filipinas.

Al observar la evolución de estos países es recurrente encontrar que comenzaron incursionando en segmentos de menor valor y progresivamente migraron hacia otros de mayor valor. India inició desarrollando su sector de centros de contacto y hoy es un proveedor de sofisticados servicios de informática y analytics. Por su parte, Filipinas se ha consolidado como referente en servicios médicos y de farma, después de quitarle el primer lugar a India en call centers.

Esta migración es simplemente la oferta respondiendo a la demanda. En efecto, mientras que la oferta global en tercerización de servicios de tecnologías de información (ITO) o procesos de negocio (BPO) no ha crecido por encima del 5%, la de procesos intensivos en conocimiento (KPO) ha superado el 24%.

En cuanto a demanda, los países Ocde adquieren servicios arquitectónicos, de ingeniería, consultivos, legales, y de publicidad e inteligencia de mercado por cerca de US$150.000 millones, registrando en la década pasada crecimientos promedio del 15%, en algunos casos, 22%. Cierto, los sectores de ITO y BPO son significativamente más grandes, pero la tendencia indica claramente a dónde se dirige el mercado: mayor sofisticación.

En Colombia tenemos claridad estratégica frente a esto. Bogotá, Medellín y Cali han identificado sus nichos de outsourcing de alto valor (animación, ingeniería, farma). También con iniciativas estratégicas como el Programa de Transformación Productiva y agencias de promoción dinámicas como Proexport, Invest in Bogotá, la ACI de Medelllín e Invest Pacific. No obstante, exite un gran reto para desarrollar estos sectores: los criterios de medición de atractivo país no han evolucionado para reflejar más sofisticación en los servicios.

Los métodos tradicionales de medición dan una especial importancia a los costos y la disponibilidad de recurso humano, principalmente, porque la tercerización de procesos ha buscado alivianar costos sin sacrificar calidad en actividades usualmente intensivas en mano de obra. Sin embargo, con la sofisticación otros criterios han empezado a cobrar importancia, y junto con la Asociación Latinoamericana de Exportadores de Servicios hemos propendido por identificar estos nuevos criterios clave para el outsourcing de alto valor.

Solo por mencionar algunos, observamos que en servicios de ingeniería la calidad y el cumplimiento son críticos; en ITO, las certificaciones; en servicios contables, el manejo de estándares internacionales.

¿Tenemos este tipo de información en Colombia? Probablemente no. ¿La podemos generar? Claro que sí, mientras logremos encarar dos retos principales: que estos criterios son mayormente de percepción y que no existen fuentes que los consoliden. Al medir estos criterios contaremos con una importante herramienta de desarrollo y promoción, pues podremos sentarnos con clientes e inversionistas y mostrarles que nuestras ventajas competitivas van más allá de una mano de obra abundante y económica.

Jorge R. Barriga

Consultor senior de Prospecta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado