1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Juan Carlos Restrepo

Obama: 'Estado de la Unión'

Mientras en el 2009 el PIB de Estados Unidos registró un fuerte bajonazo de
-2,5%, para 2010 e

Juan Carlos Restrepo
POR:
Juan Carlos Restrepo
febrero 02 de 2010
2010-02-02 03:40 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c651e35749a.png

El miércoles pasado el presidente Obama presentó su primer informe del 'Estado de la Unión' ante el Congreso en pleno de Estados Unidos. Es una ceremonia que no deja de tener una cierta solemnidad. Y que como él mismo lo recordó, se viene repitiendo desde hace 220 años.

Como acontece siempre con el Obama orador, su discurso formalmente hablando resultó todo un éxito. Y bien que lo necesita. Su popularidad anda en caída libre, tal como lo demostró la reciente pérdida de la plaza senatorial de Massachussetts -tradicionalmente demócrata- a favor de los republicanos. Lo que constituyó un grave golpe político para la coalición que acompaña al Presidente en el Senado.

Desde el punto de vista económico, la faceta que más llamó la atención fue el anuncio de importantes recortes y congelaciones en los programas de gasto público.

El presidente Obama (que ya da por superada la fuerte recesión que vivió Estados Unidos en el 2009) presenta, además, la gestión de su primer año de gobierno para que así fuera, como el gran logro de su administración. Las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional sobre lo que será el comportamiento de la economía norteamericana en el 2010 parecen darle la razón.

En efecto, mientras en el 2009 el PIB de Estados Unidos registró un fuerte bajonazo de -2,5 por ciento, para el 2010, el organismo internacional pronostica un crecimiento del 2,7 por ciento. Así las cosas, la fuerte política fiscal de carácter anticíclico que puso en marcha Estados Unidos desde finales del 2008, con una intensidad como quizás no se había visto desde los tiempos del New Deal del presidente Roosevelt, en los años 30 del siglo XX, se da oficialmente por terminada.

El espectro del déficit fiscal monumental que empieza a sombrear en el horizonte requiere un correctivo drástico. Y, en consecuencia, el anuncio del cambio de dirección en las políticas de gasto público afloró de manera rotunda en el discurso del 'Estado de la Unión': congelación de los niveles de gasto público durante los próximos tres años y recortes severos en todas aquellas partidas presupuestales que no traten sobre asuntos de defensa y seguridad social.

Pero si bien el PIB de Estados Unidos se está recuperando, no sucede lo mismo con el empleo. Uno de cada diez norteamericanos sigue desocupado. De allí, que no fuera sorprendente escuchar de boca del presidente Obama que quiere hacer del 2010 el año del empleo.

Pero, queriendo apagar la peligrosa bomba del gasto público, ¿cómo se dispone a reactivar el empleo? Hizo mucho énfasis en el comercio exterior y en la pequeña y mediana empresa exportadora. Con tono patriotero arrancó fervorosos aplausos de los congresistas afirmando que no se resignaba a que economías como la de China o India superen en éxitos exportadores a Estados Unidos. Todo lo cual (a pesar del llamado al Congreso -que no se sabe si será escuchado- para que ratifique pronto los TLC con Corea del Sur, Colombia y Panamá) hace presagiar una política de tonalidades proteccionistas y de dólar competitivo que ayude a las exportaciones norteamericanas.

A pesar de los saludables anuncios de moderación fiscales (que habrá que ver cómo los implementa el Congreso de Estados Unidos y que de todas maneras no entrarían en vigencia antes del 2011), no son alentadoras las perspectivas cambiarias que se derivan del discurso del 'Estado de la Unión': a Estados Unidos los tiene definitivamente sin cuidado un dólar débil. O sea, el espectro de la revaluación para el resto de monedas del mundo, incluida la nuestra, sigue vigente.

jotacrestrepo@yahoo.es

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado