Opinión
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Juan Lucas Restrepo Ibiza
Columnista

‘Killing cogollero’

Nos encontramos en proceso de registrar el nuevo bioplaguicida en Colombia, con nombre comercial Spobiol®.

Juan Lucas Restrepo Ibiza
Opinión
POR:
Juan Lucas Restrepo Ibiza
mayo 18 de 2017
2017-05-17 08:58 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc21375ef2.png

En su cédula entomológica, el villano es un insecto que se llama Spodóptera frugiperda, pero todos lo conocen en su estado larval por su alias ‘cogollero’. Es el coco de los agricultores que siembran maíz, desde Estados Unidos hasta Argentina, pues se come las plantas y amedrenta, en menor medida, otros cultivos como sorgo, arroz, caña de azúcar, algodón y pastos. En los últimos meses apareció en África, con el alias de ‘gusano soldado’, y generó una emergencia fitosanitaria de grandes proporciones porque les está diezmando los ingresos a muchos agricultores.

La única solución existente hasta ahora para defenderse de ‘cogollero’ son plaguicidas químicos que afectan a otros organismos benéficos claves para el equilibrio ecológico, como los artrópodos, y cultivos transgénicos cuyas defensas cada vez son más vulnerables a la acción de ‘cogollero’, que ha ido entendiendo cómo descifrarlas.

Preocupados por este nivel de inseguridad, científicos de Corpoica se dedicaron a buscar mejores alternativas para enfrentar a ‘cogollero’ y aislaron un virus con propiedades bioplaguicidas específicas contra él. Se trata de un nucleopoliedrovirus (NPV) de la familia Baculoviridae, único en el mundo.

Nuestro virus llegó como buen recluta a Corpoica y comenzó su entrenamiento. En los simulacros contra ‘cogollero’ le iba bien y los investigadores entusiasmados aprendieron a producirlo y multiplicarlo para poder armar ejércitos como los de los clones de La guerra de las galaxias. Pero pronto notaron que el virus era flojo para aguantar el sol y que esa era una de las razones por las que en el medio natural su eficacia contra ‘cogollero’ no era la mejor.

Sin darse por vencidos, los investigadores pensaron en una nueva alternativa: blindar el virus. Le construyeron un traje de súper héroe, resistente contra los rayos ultravioleta y otras condiciones medioambientales, el cual está en proceso de patente dada su novedad. ¡Y listo! El virus con su traje hecho a la medida ha demostrado, en todos los casos, que controla a ‘cogollero’ en el cultivo de maíz de forma efectiva.

Al ser el virus NPV un caso de acceso a nuestra biodiversidad, concurrimos al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible para cumplir con todos los requisitos legales y logramos firmar, la semana pasada, un contrato de acceso para aprovecharlo comercialmente por los próximos veinte años. El primer contrato de esta naturaleza con una entidad pública y el octavo que se ha otorgado en el Ministerio.

En este momento, nos encontramos en proceso de registrar el nuevo bioplaguicida en Colombia, con nombre comercial Spobiol®, y desarrollando negociaciones con líderes mundiales de la industria del biocontrol para su producción, registro y comercialización más allá de nuestras fronteras. Andamos con el acelerador metido a fondo para que Spobiol® pronto esté en manos de los agricultores colombianos y los de muchos otros países. Y vienen en camino otros bioproductos igual de importantes para nuestro agro.

Moraleja: Spobiol® solo existe porque el Gobierno decidió fortalecer a Corpoica con plata y con una gran masa crítica de investigadores, puesto que comprendimos que no se trata de investigar por investigar, sino de generar nuevas ofertas tecnológicas para los productores agropecuarios, y para lograrlo desarrollamos modelos y procesos innovadores, porque una solución de este tipo requiere de la concurrencia de investigadores de distintas disciplinas ávidos por colaborar, y también porque es lo mínimo que debemos hacer como contraprestación a la confianza que nos han entregado.


Juan Lucas Restrepo I.
Director Ejecutivo Corpoica
@jlucasrestrepo

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado