1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Juan Pablo Campos

¿Y Japón qué?

Juan Pablo Campos
POR:
Juan Pablo Campos
noviembre 08 de 2012
2012-11-08 12:19 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb4082a928c.png

Recientemente, nuestros ojos han estado puestos en países que experimentan un crecimiento más dinámico en Asia Pacífico, como Corea o China.

Sin duda, estas economías son interesantes para los empresarios, en particular ahora que entrará en vigencia el TLC con Corea. Pero Japón sigue y seguirá siendo Japón, y no debemos descuidar nuestra estrategia comercial con ese país.

Es cierto que tras lograr convertirse en la segunda economía del mundo, en los últimos 15 años su crecimiento ha sido incipiente. Que hoy tiene el nivel de endeudamiento fiscal más alto de cualquier nación desarrollada, llegando al 218% del PIB.

Que su decreciente población, sectores de la economía con exceso de regulación, altas tasas impositivas y un trato aún desigual a la mujer, son aspectos estructurales profundos que debe confrontar, cambiar y mejorar.

Su población caerá de 127 millones hoy a 104 millones en los próximos 30 años, el 34% tendrá 65 años o más, lo que incrementará la edad promedio en la nación de 44 a 54 años.

No obstante, cuando analizamos los 12 factores que mide el Índice de Competitividad Global, Japón ocupa el puesto 6 entre 139 países. En infraestructura, innovación, tecnología, educación y desarrollo de organizaciones sociales y empresariales, le lleva mucha ventaja a sus pares de la OECD.

Teniendo en cuenta lo anterior, los japoneses vienen trabajando en mantener su liderazgo en los desarrollos tecnológicos de punta, transformar su sociedad en el modelo más sofisticado para la tercera edad y consolidar su liderazgo como el país desarrollado energéticamente más eficiente y menos contaminante, desde el punto de vista de emisiones.

En un país que tendrá 3 personas por encima de 65 años por cada menor de 15, saludables y con alto poder adquisitivo, estamos frente a un nicho de mercado para lo que esté relacionado con bienestar y salud.

Posterior al terremoto, tsunami y la crisis nuclear de Fukushima (2011), la política energética de Japón ha marcado una clara tendencia a alejarse de la generación nuclear y acoger las energías limpias.

El Gobierno ha anunciado que invertirá US$500 mil millones en los próximos 20 años en proyectos de energía renovable.

Hace 4 meses entró en vigencia una ley que obliga a las empresas de distribución energética a pagar U$0,53/kw hora por los próximos 20 años a proveedores de energías limpias, y este mes entró en vigencia un impuesto ecológico que grava las emisiones de combustibles fósiles.

Esto ha disparado las inversiones en ampliación de capacidad generadora solar, eólica y biomasa, entre otras.

Las inversiones de Japón no están limitadas a su territorio, lo que ha aumentado su búsqueda de proyectos energéticos ‘limpios’ o ‘verdes’ en el mundo. He aquí otro gran nicho.

También debemos tener presente que en los últimos 36 meses, el yen se apreció frente al dólar en 35%. Por un lado, esto ha complicado la competitividad exportadora de Japón, pero, y por otro, ha fortalecido su capacidad de compra e inversión en el extranjero. Quienes conocen al país saben que sus fortalezas son mayores que sus debilidades, y que tendremos un aliado y mercado para mucho tiempo.

En ese sentido, el inicio de las negociaciones comerciales en el marco de un Acuerdo de Asociación Económica son bienvenidas.

Juan Pablo Campos

Empresario especializado en comercio con Asia

campos@colombiasialink.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado