1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Juan Pablo Campos

Japón en el 2014

Juan Pablo Campos
POR:
Juan Pablo Campos
enero 30 de 2014
2014-01-30 02:52 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb4082a928c.png

En febrero pasado escribí sobre la posibilidad de éxito de las políticas económicas del primer ministro japonés Shinzo Abe, llamadas ‘Abenomics’. Hagamos el balance del 2013 y planteemos un escenario para Japón en el 2014.

En los últimos 14 meses, el yen se devaluó más de 32% pasando de 79 a 105 yenes por dólar. Liderado por el sector manufacturero y exportador, la bolsa de valores creció 53% en el 2013, el incremento más importante de los últimos 40 años. En el semestre pasado, el crecimiento de la economía japonesa fue superior al 3%, uno de los más altos del primer mundo. Asimismo, el índice de precios al consumidor aumentó, reversando la condición deflacionaria que imperaba. Luego de dos décadas de estancamiento económico, Abe está logrando revitalizar la economía. ¿Qué se puede esperar para este año?

Los especialistas coinciden en que la tendencia devaluacionista del yen parece mantenerse. Como sucedió entre el 2004 y el 2008 cuando el yen se devaluó más del 20%, existe la posibilidad de que multinacionales e inversionistas vuelvan a participar en el carry trade, que es en endeudarse en yenes para hacer inversiones, por lo general en bonos, en países donde la tasa de interés es mayor.

El sector exportador mantiene una perspectiva positiva. En particular el automotriz y electrónico, con empresas como Toyota y Sony esperan recortar terreno a sus pares coreanos Hyundai y Samsung. También las inversiones extranjeras hechas por multinacionales japonesas en los años de moneda fuerte empiezan a dar frutos. Por lo anterior, se espera que la bolsa de valores no ceda las ganancias del 2013.

Por otro lado, Abe espera contrarrestar los posibles efectos negativos del incremento de 3 puntos al 8% en el impuesto a las ventas, con un paquete de estímulo económico superior a US$180 mil millones. Adicionalmente, habrá un recorte en el impuesto a las ganancias del 38 al 35%, que busca incentivar aumentos en los salarios y, por ende, el consumo. El 60% de los japoneses rechazan el aumento del IVA y no reconocen el beneficio de los ‘Abenomics’. En sectores como energía y alimentos, en los que Japón depende de las importaciones, los consumidores tendrán que asumir incrementos en los precios, producto de la devaluación.

En materia de gasto público, la reconstrucción de la zona destruida por el terremoto del 2011 continúa y se suma a las obras necesarias para los Olímpicos del 2020. No obstante, la crisis nuclear de Fukushima no está superada y es indispensable implementar una política energética viable y capaz de sostener el crecimiento en el mediano plazo. El 60% de los japoneses se oponen a la reactivación de reactores nucleares.

En el campo geopolítico, Japón sigue siendo la tercera economía del mundo y el aliado principal de EE. UU., en Asia. El Primer Ministro debe trabajar por mejorar sus relaciones con los vecinos, en particular China y Corea, y recuperar el liderazgo que ha perdido en las últimas décadas.

Colombia avanza en la negociación de un TLC con Japón. Ese mercado seguirá siendo muy importante para nuestros empresarios. Las pocas empresas colombianas que hoy están presentes allí, llevan la delantera. Pero las que no han logrado acceder, deben dedicar los recursos para estudiarlo, entenderlo y atacarlo. Es un camino largo y difícil, pero esencial para quienes están en el mundo del comercio exterior.

Juan Pablo Campos

Empresario especializado en Comercio con Asia campos@colombiasialink.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado