1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Identidad y su impacto

Mia Harbitz
POR:
Mia Harbitz
septiembre 21 de 2011
2011-09-21 02:47 a.m.

 

Para reducir la pobreza los países de América Latina y el Caribe enfrentan un gran desafío: asegurar que todas las personas tengan una identidad registrada y que cuenten con un documento de identidad seguro.

La base de cualquier documento de identidad es el certificado de nacimiento y sin ello las consecuencias son devastadoras y el acceso a la salud y educación se tornan difíciles.

Sin educación, el ingreso al mercado laboral, al crédito formal, servicios bancarios y derechos de propiedad se dificultan.

Además, existe una correlación entre la buena gobernanza y las estadísticas vitales precisas, fundada en el aporte de una entidad de inscripción civil, como base para las políticas y programas públicos.

Los abusos del sistema tienen costos altos para un país, por ejemplo, familias que continúan recibiendo pensiones después del fallecimiento del titular o personas que perciben los mismos beneficios más de una vez.

Es por esto que desde el 2009 en Perú se exige a la gente la presentación de una cédula de identidad emitida por el Gobierno para continuar recibiendo sus prestaciones y, gracias a esto, se ha logrado un ahorro de US$380 millones. Una medida de esta índole puede mejorar la eficiencia de un gobierno al aumentar su capacidad de planificación y distribución de los recursos públicos.

Con el fin de garantizar la seguridad a nivel mundial la Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci), un ente especializado de la ONU, le ha recomendado a los países la emisión de documentos de viaje compatibles con lectores electrónicos.

Esto y más atención al derecho a la identidad como pilar para el goce de los demás derechos sociales y cívicos, ha determinado un incremento de registros de nacimientos en la década pasada. Hoy, casi el 90% de los niños menores de cinco años en América Latina y el Caribe tiene su certificado de nacimiento.

El 21 y 22 de septiembre el BID, Unicef, la OEA, el Plan Internacional y el Tribunal Electoral de Panamá organizan en Ciudad de Panamá una conferencia regional sobre el derecho a la identidad y registro universal de nacimiento, temas directamente relacionados con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la promoción de la inclusión y la reducción de la pobreza.

La inscripción de todos los ciudadanos es necesaria para configurar estadísticas sociales creíbles, porque estas significan mejores programas de lucha contra la pobreza.

A pesar de los avances tecnológicos, aún existe en nuestros países la necesidad de crear conciencia acerca de la importancia de poseer una identidad verificable. Esto ayudará a que millones de personas tengan la posibilidad de dejar atrás la pobreza.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado