Coltel: ¿Dónde está la prima de movilidad? Análisis | Opinión | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Nicola Stornelli García
Análisis

Coltel: ¿Dónde está la prima de movilidad?

El comprador español de la antigua Telecom debía pagar este costo y no hay evidencia de que lo haya hecho. Además, ya le regalamos una capitalización.

Nicola Stornelli García
POR:
Nicola Stornelli García
mayo 23 de 2017
2017-05-23 08:50 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc2d07227e.png

El título de la columna iba a ser “Telefónica, Coltel y nuestra economía digital”, pero lo cambié porque me parece increíble que en apenas once años de la venta de Colombia Telecomunicaciones (Coltel), nuestra antigua Telecom, a Telefónica por $368 millones de dólares de la época, estemos hablando de una segunda capitalización a dicha empresa, cuando uno de los compromisos era que la firma española asumía el pago de ese pasivo pensional.

En el Acuerdo Marco de Inversiones, suscrito entre el Estado y Telefónica, para la venta de Coltel, quedó claramente establecido que la multinacional ibérica asumía la responsabilidad del pasivo pensional. Hay un documento de la Contraloría General de la República que lo menciona como uno de los grandes logros de ese negocio (http://bit.ly/1s6CVfz). Así lo anotó el respetado portal Razón Publica (www.razonpublica.com) para la capitalización pasada: “Conviene recordar que Coltel fue capitalizada por la multinacional Telefónica Móviles de España, que adquirió el 52% de participación accionaria, por un monto de $853,577 millones el 7 de abril del 2006, con la expresa obligación de cubrir el pasivo pensional a 17 años, estimado en 7 billones de pesos” (http://bit.ly/2pRZg1H). En aras del equilibrio informativo debo mencionar que Telefónica ha asumido ya el pago de dicha cifra, razón por la cual han pedido el apoyo de su socio, el Estado colombiano.

Lo que más debería llamarle la atención al alto Gobierno fue la responsabilidad de mejorar todos los negocios que tenía Coltel a la fecha de la venta y que estaban dando utilidades. Sí, Coltel estaba dando utilidades al momento de la venta. Lo he dicho en anteriores columnas. Esperábamos más banda ancha fija, en especial Adsl, por todo el tendido de cobre que heredaba de Telecom, que tenía 27 empresas departamentales, 14 compañías teleasociadas en varias ciudades importantes y algunas dando utilidades, al punto de que hoy sobreviven, como unidades independientes, Metrotel y Telebucaramanga, gran beneficiaria del Programa de Puntos WiFi del ministro Luna.

Para la época, Telecom era el único operador en 21 de las 32 capitales del departamento (66%). Telecom, y luego Coltel, antes de la venta, poseían una fuerte presencia en, prácticamente, todo el territorio colombiano.

Según la Cepal, a 2015 nuestra penetración de Adsl u otras conexiones fijas es muy baja, incluso si nos comparamos con países de América Latina, donde encontramos que Uruguay tiene una penetración del 25%, Argentina del 16% y Chile del 15%. La nuestra es de apenas 11%.

Si miramos la penetración de conexiones fijas en España es del 85,8% y el promedio europeo es del 78%. O sea que el negocio móvil ha crecido pero no han descuidado el de fijo. La fibra óptica sigue siendo la tecnología más robusta en ancho de banda y seguridad para las conexiones a internet. El famoso 5G, que aún no ha llegado, podría acercarse, no igualar, a la robustez de la fibra óptica, pero las conexiones móviles tienden a ser inestables por defecto y el mundo no puede depender de eso. ¿A quién se le ocurriría hacer una asistencia a una cirugía, a través de telemedicina, conectados por móviles?

El respetado portal argentino Infobae anotó así la venta de Coltel: “El resultado de la subasta permitirá a Telefónica desplegar su capacidad y experiencia para desarrollar con éxito el negocio de telefonía fija en Colombia, tanto por lo que se refiere a la telefonía tradicional como al negocio de banda ancha, así como para explorar oportunidades para el lanzamiento de productos y servicios convergentes”.

Así que dadas las cosas, Telefónica no le ha cumplido al país. Ya le regalamos una capitalización. Debían pagar una prima de movilidad y no he encontrado evidencia de que la hayan pagado. De acuerdo con los términos de la capitalización pasada, esa prima de movilidad nunca la pagaron porque el Copes 3374 de 2.005, que dio piso a la venta de Coltel y las recomendaciones de McKinsey&Co decían que era fundamental la venta para la integración con el negocio móvil. ¿Por qué nunca se dio dicha integración antes del 2.011? ¿Pagaron o no pagaron la prima de movilidad? ¿Existe un documento modificatorio del Acuerdo Marco de Inversiones liberando de esa responsabilidad a Telefónica?

Y no me vengan con el cuento de que las condiciones del negocio cambiaron y que ha habido modificaciones al Acuerdo Marco de Inversiones inicial. Han sido lerdos hasta para invertir en el negocio móvil y ahora se quejan de un tal operador dominante.
Pudieron y tenían cómo ganarle la carrera a América Móvil, pero no lo hicieron. No le ha cumplido al país y punto. El Estado debe hacer cuentas con ellos y decirles: ‘Quédense con ese 30% porque me está saliendo muy caro’. ¡¡¡PUNTO FINAL!!!

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado