1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Nicolás de Zubiría Gómez

¿Cómo va América Latina?

El hecho de que la crisis financiera no se desató en América Latina ha sido un motivo de celebración

Nicolás de Zubiría Gómez
POR:
Nicolás de Zubiría Gómez
enero 08 de 2009
2009-01-08 12:52 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7c551739ac.png

Si se quieren hacer analogías, la depresión de los años 29 y 30 fue más profunda que la que se avisora hoy en el pronunciado descenso en el sector latinoamericano. Pocos años después de la crisis de 1929, 16 gobiernos en la región cayeron ante golpes militares de hombres que usaban la fuerza para gobernar.

En años recientes los problemas han sido primeramente de independencia económica de América Latina de su gran vecino del norte (con excepción de México). Pero en septiembre 29, la Cámara de Representantes negó cualquier ayuda económica a latinoamericanos, lo cual produjo un 'recorderis' de cuán cerca sigue Latinoamérica de E.U., mientras el índice Dow Jones bajó un 7 por ciento en un día, el Bovespa de Brasil -el mercado regional más grande de las bolsas de valores de América Latina- se desplomó más de un 9 por ciento.

Aún así el hecho de que la crisis financiera no se desató en América Latina ha sido un motivo de celebración en la región. En la crisis de 1994, 1998 y 2001, cuando hubo un receso económico, Latinoamérica usó las finanzas extranjeras para pagar la gigantesca deuda de sus importaciones.

Pero la marea cambió, el dinero extranjero se fue, empezó el pánico. Solo que esta vez muchos países han tenido superávit en años recientes, los precios de las commodities se han disparado, con lo cual las finanzas gubernamentales están en respetable posición.

Los bancos latinoamericanos también lucen fuertes. Esto es parcialmente debido a que ellos no se encargan de respaldar las securities que a su vez responden por las hipotecas, pero también por los bancos no dependen del crédito extranjero. Los bancos brasileños son la excepción. Los bancos públicamente operados, especialmente de pequeño y mediano tamaño que dependen de financiamiento extranjero han sufrido un bajón muy grande en el valor de sus acciones en bolsa.

Los mercados accionarios en América Latina son poco profundos (menos en Brasil), lo cual reduce las posibilidades de infección. El crédito es lo que más les preocupa, particularmente a los exportadores, porque encuentran las líneas de crédito extranjero mucho más difícil de adquirir.

Encabezando la lista de los países más vulnerables por su exagerado gasto en momentos de altos precios de su commodity: Venezuela, Argentina y Ecuador.

Venezuela, que ha renunciado a producir cosas que los consumidores desean, para tenerlos que importar, se apoya en su petróleo y luce particularmente expuesto. El mismo ingreso petrolero ha permitido que el número de plazas de empleo se haya duplicado desde que Chávez asumió el poder en 1999. Además, ha contratado un gran número de armas y pertrechos con Rusia que se suman a la deuda de procedencia externa (Rusia), que Chávez quiere desplegar con motivo de las elecciones regionales de noviembre pasado, y que significaron un retroceso del presidente venezolano y una mejoría del posiciónamiento de la oposición, que entre otras cosas ganó la oposición en Caracas la presa más codiciada.

Si menores precios de las commodities, obligará a Chávez a practicar inevitablemente una austeridad, esto hace que el país hermano se vuelva un país más vulnerable.

nizugo@une.net.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado