1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Otros Columnistas
Análisis

Clústers que favorecen la competitividad de la industria

El caso de la industria del cacao ha venido creciendo en área cultivada y en productividad en los últimos años.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
enero 24 de 2018
2018-01-24 08:11 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Aquel refrán que dice ‘dime con quién andas y te diré quién eres’, aplica muy bien a la competitividad que necesita impulsar la industria colombiana para dar un salto importante hacia el país que todos queremos. Esa cercanía a la que alude este dicho se asemeja al concepto de concentración geográfica de productores, proveedores, clientes y demás actores de una cadena productiva, que favorece la competitividad entre los mismos y la innovación en sus actividades. A esto se le denomina ‘clúster’, término impulsado por Michael Porter, autor y profesor de estrategia y competitividad de la Universidad de Harvard.

Esta dinámica de concentración de empresas productoras y luego proveedores de sus materias primas, surge de manera espontánea en muchos sectores productivos o de comercialización. Los primeros ejemplos a nivel informal se dan cuando una compañía tiene éxito en posicionar su negocio en un área geográfica, y, luego, gradualmente van surgiendo competidores muy cerca a ese lugar. Esto permite a los clientes encontrar diversas opciones de compra, y a proveedores de repuestos y servicios conexos, irse aproximando a esta zona o clúster productivo. Un ejemplo sencillo es la zona G de restaurantes en Bogotá entre las calles 67 y 74, y carreras tercera y once. No es extraño que en este lugar ya existan dos escuelas de enseñanza de gastronomía de alto nivel.

En el 2012, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo creó la unidad de gestión empresarial iNNpulsa, con el fin de promover el emprendimiento y la innovación en la industria colombiana. Tiempo después, iNNpulsa y el Consejo Privado de Competitividad crearon conjuntamente la iniciativa Red Cluster Colombia, a través de la cual se apoya el surgimiento y fortalecimiento de clústers en distintas partes del país.

En un estudio de competitividad, publicado en el 2017 por la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes, titulado ‘El ambiente de negocios en Colombia’, se menciona que actualmente nuestro país cuenta con 87 iniciativas clúster, en diferentes sectores industriales y de servicios. Este documento también resalta que el mayor porcentaje de esos clústers (24 por ciento) promueven iniciativas agroindustriales, que es donde nuestro país tiene el mayor reto de innovación y mejora de productividad para agregar valor y transformación a los productos agrícolas que actualmente exportamos.

La Red Cluster Colombia hizo en el 2016 una evaluación de las iniciativas clúster para verificar cuáles han logrado una mayor coordinación de actividades entre las empresas y las entidades que agrupan. De las 87 solo el 12 por ciento cuentan con una base de datos sistematizada de sus participantes, permitiéndoles mayor integración y obtención de sinergias. Entre los clústers que producen más dinamismo hasta el momento, aunque con diferentes años de creación, están: software y tecnologías de información, en Bogotá; servicios médicos, en Bucaramanga; cacao, en Antioquia; café, en Quindío; bioenergía, en el Valle; industria de la moda y confección, en Cúcuta; mantenimiento industrial, en Bolívar; metalmecánica, en Manizales, y cacao, en Santander.

Resulta esperanzador que entre estos clúters se encuentren por lo menos cuatro en el sector agroindustrial. Quiero resaltar especialmente el caso de la industria del cacao, que ha venido creciendo en área cultivada y en productividad en los últimos años, alcanzando en el 2017 una producción de 60 mil toneladas de cacao, con un incremento de más del 25 por ciento respecto al 2016, según información de la Federación Nacional de Cacaoteros.

Dos datos valiosos de los clústers de cacao son: creación de 60 nuevas pequeñas empresas dedicadas a la producción artesanal de chocolate en diferentes partes del país, y la operación desde hace un par de años del Centro de Atención al Sector Agropecuario, del Sena, en Piedecuesta (Santander), en donde se ofrece capacitación en chocolatería fina y se da apoyo a la cadena de transformación del cacao en esa región.

Para finalizar, menciono tres recomendaciones que hace la Red Cluster para que avancen las demás iniciativas en las distintas partes de nuestra geografía:

- Incentivar la vinculación de nuevos participantes en el clúster, haciendo una mayor difusión de las ventajas y beneficios de formar parte de ellos y de los proyectos que están llevando a cabo.

- Definir reglas de juego claras para los participantes, que fijen, de manera conjunta, la estrategia del clúster entre empresarios, entidades académicas y públicas, y otras instituciones de apoyo.

- Realizar encuentros de relacionamiento entre sus participantes para hacer seguimiento al plan estratégico de su clúster y generar nuevos proyectos para su desarrollo.

En poco tiempo constataremos los avances concretos en productividad y competitividad que van a alcanzar muchas empresas de diferentes sectores industriales que operen de forma coordinada y conectada en su iniciativa clúster.

Marco A. Azuero Isaza
​Profesor de la Facultad de Administración, U. de los Andes.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado