1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Otros Columnistas
columnista

Clave para conectarse con el mundo

En Colombia, seguimos a una inmensa distancia de tener un nivel de inglés competitivo en nuestra fuerza laboral.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
mayo 04 de 2017
2017-05-04 08:38 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

En Colombia, seguimos a una inmensa distancia de tener un nivel de inglés competitivo en nuestra fuerza laboral. Los más recientes resultados de las Pruebas Saber muestran que el 72,6 por ciento de los estudiantes están en el nivel más bajo según el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas. Y es que, a pesar de los grandes esfuerzos del gobierno en este campo, la desconexión que existe entre el crecimiento técnico y profesional de los colombianos, con reales habilidades de comunicación en inglés, sigue siendo descomunal.

Dov Moran, reconocido por su trabajo en el mundo del emprendimiento e inventor de la llave USB, causó gran impacto, en su corta visita a Colombia, cuando respondió a la última pregunta del panel: si tuviera que dar un único consejo a los emprendedores colombianos ¿cuál sería? “Aprendan inglés”, respondió. “Es primordial que puedan conectarse con el mundo. Sin inglés es muy difícil crecer”, agregó. La respuesta fue tan sorpresiva como contundente.

Bajo este escenario, se tienen que cambiar las formas, pues el aprendizaje debe estar totalmente integrado a las habilidades del siglo XXI. Hoy por hoy, se requieren un conjunto de destrezas totalmente diferentes a las de hace una década. Ahora, los profesionales se precipitan con un entorno que se los demanda. Si logramos integrar técnicas de comunicación robustas y poderosas al enseñar el idioma con contenido, fines específicos y pertinentes, y si el docente se convierte en un facilitador de conocimiento, podremos dar el salto que tanto necesitamos.

Durante una conversación con la consultora de talento humano Grillo-Leconte, aseveraban que hoy el inglés es tan o más importante que una carrera de pregrado, e incluso de posgrado. “Muchos jóvenes ejecutivos y emprendedores ven frustrado un gran futuro por falta de competencias en el idioma, específicamente con el inglés”.

Y es que al sumergirse con emprendedores y ejecutivos de países como Israel, Corea del Sur, México, y a la hora de hacer un pitch en busca de inversión, al compararlo con el de los emprendedores colombianos, creemos ver grandes diferencias en experiencia, mentalidad o conocimiento, esto no es así. La gran diferencia es la comunicación efectiva y el importante empoderamiento del inglés.

El bache que existe entre salir de una sesión de pitch frente a un grupo de inversionistas, de manera exitosa o fallida, está repartida entre el modelo de negocio, la ejecución del mismo y la acertada explicación que se le realice a los potenciales interesados. En este escenario, el dominio sobre el idioma marcará la diferencia.

El mismo programa Colombia Bilingüe, del Ministerio de Educación, estima que para el 2018 solo el 8 por ciento de los bachilleres tendrá un nivel intermedio. En consecuencia, es el momento de reformar, hay que pasar de enseñar técnicas gramaticales y conversacionales obsoletas para el fin que se busca, a enseñar técnicas transaccionales de comunicación. De tal manera, el empoderamiento es lo que marcará la diferencia y reducirá la distancia. Como dijo el gran filósofo Ludwig Wittgenstein, del cual Reid Hoffman, el oráculo de Silicon Valley, enseña en su curso de Oxford: “Los límites de mi idioma, son los límites de mi mundo”.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado