Editorial / Buenas noticias de Ecopetrol | Opinión | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Editorial / Buenas noticias de Ecopetrol

La petrolera ha venido cumpliendo las metas que se ha fijado, las cuales consisten en elevar en form

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
marzo 03 de 2011
2011-03-03 01:40 a.m.

Bien recibidos por los analistas. Así se podría resumir en una frase la reacción del mercado de valores ante los resultados de Ecopetrol durante el ejercicio del 2010. Según lo informó un comunicado expedido a comienzos de la presente semana, la producción del grupo, que integra a varias compañías, tuvo un incremento del 18 por ciento frente al año previo, al llegar a 615.900 barriles diarios de crudo. Al mismo tiempo, la empresa obtuvo ventas por 36,6 billones de pesos y utilidades de 8,3 billones, lo que equivale a un aumento del 32 y el 59 por ciento, respectivamente.

Semejante desempeño es importante por varias razones. Para comenzar, la petrolera, de mayoría estatal, es la principal fuente de ingresos del fisco, tanto por el pago de impuestos de renta, como por los dividendos que le gira a la Nación, que sigue siendo dueña del 90 por ciento de sus acciones. Adicionalmente, la firma tiene un peso inmenso en la Bolsa de Valores de Colombia, pues equivale a cerca del 40 por ciento del total de la capitalización bursátil y representa el mayor porcentaje de las transacciones en títulos de renta variables. No menos significativo es el hecho de que cerca de 400.000 inversionistas individuales, entre personas naturales y jurídicas, tienen una participación minoritaria en el que es, de lejos, el conglomerado de mayor tamaño en el país.

Quizás lo más destacable de todo es que Ecopetrol ha venido cumpliendo las metas que se ha fijado, las cuales consisten en elevar en forma continua su producción de crudo hasta llegar al millón de barriles equivalentes en el 2015. Esa senda se ha recorrido con precisión casi milimétrica, con desvíos muy pequeños. Gracias a dicha circunstancia el alza en el bombeo es de 54 por ciento con respecto a los niveles observados en el 2007.

La compañía tiene una coyuntura favorable. Si bien los colombianos pueden salir golpeados por los reajustes en el precio de la gasolina, el balance de Ecopetrol se fortalece por una situación en la que las cotizaciones internacionales del petróleo se recuperaron en forma notable durante el 2010.

Pero en la lista hay otros elementos destacados. Uno de los que más ha llamado la atención de los especialistas es el alza en los márgenes operativos, que se encuentran dentro de los más elevados dentro de las compañías petroleras que tienen inscritas sus acciones en la bolsa. Otro es el desarrollo del plan de inversiones que ha incluido una serie de importantes adquisiciones, junto a la puesta en marcha de proyectos como la expansión en la capacidad de refinación y de transporte.

Por otra parte, hay que reconocer los éxitos en materia de exploración, un elemento clave en el negocio de los hidrocarburos. De tal manera, de 23 pozos perforados en el país, se encontraron resultados positivos en 10, mientras que de los seis adelantados en Brasil y Perú, uno acabó siendo exitoso.

Todo lo anterior es estimulante para una empresa que tiene ante sí grandes retos, como lo de ampliar sus reservas y seguir avanzando en lo que hace a oleoductos y capacidad de refinación. Para conseguir sus metas, Ecopetrol continúa con un ambicioso programa de inversiones valorado en 80.000 millones de dólares hasta el 2020.

Además, hay que agregarle la capitalización prevista para mediados de este ejercicio, consistente en la venta de un 10 por ciento adicional entre el público. Eso sin contar la privatización de un 10 por ciento de las acciones que posee la Nación y que serán destinados a la atención de la emergencia invernal y el desarrollo de la infraestructura.

Sin embargo, en medio de ese balance favorable, hay una reflexión adicional que vale la pena hacer. En efecto, a pesar de los esfuerzos por lograr un incremento en la producción, cosa que obtuvo el año pasado, lo cierto es que los resultados de la empresa dependen de manera crucial de lo que ocurra con el precio del petróleo. Ante esa situación, hay quienes piensan que a futuro la empresa debe tener una contabilidad que le permita aislar las fluctuaciones del precio, de forma tal que los dividendos tengan dos componentes, uno estructural y otro que refleje las cotizaciones del petróleo, pero que no reparta toda la ganancia de precios, sino sólo un porcentaje

En otras palabras, hay que cuidar la gallina de los huevos de oro para no llevarse sorpresas desagradables en el futuro.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado