Reflexiones acerca de unos resultados | Opinión | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Reflexiones acerca de unos resultados

Lo gastado por Ecopetrol en exploraciones no exitosas en el 2010 es casi el doble de lo que se pagar

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
marzo 25 de 2011
2011-03-25 12:38 a.m.

Todos estamos contentos con los resultados operativos de Ecopetrol, pero pienso que debemos hacer algunas reflexiones sobre el manejo actual de la empresa con miras a consolidar un excelente futuro. El mejor negocio del mundo es una compañía petrolera bien administrada, y un ejemplo indiscutible es ExxonMobil, que sin estar dentro de las 10 primeras en producción y reservas es la número uno del sector y una de las principales compañías a nivel mundial; y el segundo mejor negocio del mundo es una petrolera mal administrada. Vemos el caso de Pdvsa, a la que 10 años de ataques continuos no la han podido quebrar y posiblemente no lo logren. Me han preocupado algunas adquisiciones de Ecopetrol, como el K2 por el cual se pagaron 510 millones de dólares en el 2008, con producción promedio en ese periodo de 283 Bopd, en el 2009 de 1.420 Bopd y en el 2010 de 1.905 Bopd. Demasiada inversión para tan pequeña producción. ¿Podrían explicar? Por ejemplo, Hocol se pagó a un precio alto, y en el 2010 se reajustó en 92,3 millones de dólares, según se puede apreciar en la página 55 de los Estados Financieros Consolidados 2010. Sin embargo, pienso que esta empresa tiene futuro, mientras que Equión me parece una adquisición de alto riesgo, pues la experiencia de Ecopetrol en operación, desarrollo y exploración en los antiguos campos de BP ha sido en papeles, y otra cosa distinta es asumir la operación. En cinco años podemos esperar cifras positivas, pero de allí en adelante no lo veo claro. Excelentes resultados en producción iniciados por el petrolero Nelson Navarrete, que no han sido sostenidos por otras áreas de la empresa, pues hoy existen 80.000 Bopd que no pueden ser transportados a su sitio de despacho. Al hacer cuentas, a 90 dólares el barril promedio serán 2.628 millones de dólares que no se podrán facturar para el 2011 si no se soluciona el impasse. Adicional a solucionar los problemas de transporte para despacho de crudo por el Atlántico, es conveniente iniciar los estudios para conectarnos por el Pacífico. Hay que tener en cuenta que en una compañía petrolera, la producción genera los ingresos para la operación día a día y los dividendos, pero es la exploración la que crea el futuro. Ecopetrol sigue siendo, hasta hoy, una compañía sin futuro. En la página 54 de los Estados Financieros Consolidados 2010 se explica que: de 1,46 billones de pesos gastados en exploración en el 2010, 1,12 billones de pesos fueron en exploraciones no exitosas (1 billón de pesos botados al cesto de la basura). Los otros 346.425 millones de pesos fueron para actividades de sísmica y estudios, e imagino que para la perforación de los pozos declarados productores. Lo gastado por Ecopetrol en exploraciones no exitosas en el 2010 es casi el doble de lo que se pagará en dividendos a los accionistas minoritarios y más de cinco veces los gastos laborales de administración. Igualmente, deseo conocer las razones por las cuales se invitó a la Shell a participar en el contrato ANH Caño Sur, cuando a todas luces era innecesario, y también las razones por las cuales la Shell se retiró del proyecto y cuánto le tuvo que pagar Ecopetrol por su retiro. Otro punto que considero importante es empezar desde ya a estudiar dentro de la empresa otras alternativas energéticas, como el uso de campos electromagnéticos, hidrógeno, celdas de combustibles, baterías para automóviles híbridos, luz solar, entre otros, que reemplazarán al petróleo en las próximas décadas. Es mejor prepararse con anticipación a un cambio tecnológico que afectará al negocio. Debemos amar al petróleo para que nos ayude a asegurar nuestro futuro como país y el de los accionistas, pues con los precios actuales por barril cualquier administración puede mostrar unos resultados financieros excelentes sin que eso nos asegure el futuro. Siendo el petróleo un recurso natural no renovable propiedad de la Nación, debemos hacer buen uso de él para el bienestar nuestro, de nuestros hijos y de sus hijos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado