1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
brújula

Con pinta de mejoría

Aquella conocida expresión según la cual ‘la crisis tocó fondo’ bien se le puede aplicar al sector de los hidrocarburos en Colombia.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 13 de 2017
2017-12-13 08:05 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Aquella conocida expresión según la cual ‘la crisis tocó fondo’ bien se le puede aplicar al sector de los hidrocarburos en Colombia. Así se desprende del reporte entregado ayer por la Asociación Colombiana del Petróleo, según el cual las inversiones en la actividad ascenderían al equivalente de 4.500 millones de dólares durante el próximo año.

El cálculo sale de una encuesta aplicada a los directivos de las empresas más grandes del ramo. De confirmarse en la realidad, significaría que el incremento sería del 32 por ciento con respecto a los 3.400 millones de dólares con que cerraría el 2017. Este dato, a su vez, representa un salto del 65 por ciento frente al observado en el 2016, en plena crisis.

El motivo de la mejoría es, ante todo, el alza en las cotizaciones del crudo que ahora se ubican por encima de los 60 dólares el barril, en el caso de la variedad Brent. Los mayores precios permiten que campos que no eran rentables ahora lo sean, algo que se expresa en que la tajada más grande en los meses que vienen se destine a producción, cuyo objetivo usual es aumentar la eficiencia en la extracción de los campos existentes.

Por su parte, el monto que se destinaría a exploración sería muy similar al del año que termina: algo más de mil millones de dólares. No se trata de una cantidad menor, pero para un país que busca aumentar reservas podría calificarse de insuficiente.

En medio de la perspectiva alentadora que debe impulsar la actividad económica en aquellas zonas que en su momento recibieron el golpe de la destorcida, hay un lunar. Se trata de la actividad sísmica que apenas llegaría al equivalente de 3.000 kilómetros. Sin el mapeo del subsuelo, será difícil pensar en una gran dinámica de perforación futura.

Por tal razón, habrá que mantener los ojos bien abiertos a ver si se pueden atraer inversiones más altas en todo lo que atañe a búsqueda de hidrocarburos. Las cifras pintan bien, pero la pérdida de la autosuficiencia petrolera sigue estando a la vuelta de la esquina.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado