1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
brújula

Esto apenas comienza

La promesa de bajar a cero el déficit fiscal está apoyada en escenarios que no pasan un análisis serio.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 23 de 2017
2017-05-23 08:52 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Al saber la noticia sobre la propuesta hecha por la administración Trump, de recortar la ayuda a Colombia en 35 por ciento para el próximo año fiscal, no faltaron los comentarios en las redes sociales. Palabras más, palabras menos, alguien dijo que si este fue el resultado de la visita exitosa de Juan Manuel Santos a Washington la semana pasada ¿cómo habría sido si el viaje sale mal?

Sin embargo, aunque es lógico pensar en una relación de causa y efecto, la verdad es que la propuesta del Gobierno republicano se venía trabajando en otras instancias desde hace semanas. Además, tiene muy bajas probabilidades de salir adelante, en su versión original. El motivo es que los cambios son de tal magnitud y los supuestos tan débiles, que todo apunta a que el Congreso le hará una cirugía mayor a la iniciativa.

El motivo principal es que el plan de gastos por 4,1 billones de dólares (trillones, en inglés) recorta de manera fundamental programas que benefician a los más pobres, tanto en materia de salud como de nutrición. En contraste, las partidas militares subirían, al igual que lo destinado a infraestructura, incluyendo fondos para construir el debatido muro a lo largo de la frontera con México.

Para completar, la promesa de bajar a cero el déficit fiscal está apoyada en escenarios que no pasan un análisis serio. Debido a ello, va a ser difícil que el Capitolio se comprometa con un plan que desembocaría en mayores saldos en rojo. Al respecto, un observador sostiene que esta versión “nació muerta”.

Y en lo que atañe a Colombia, nada está realmente definido. Los amigos que tiene el país en la Cámara y el Senado hacen sentir su voz y son quienes realmente deciden el tamaño de un paquete que es menor, dentro del contexto general. Por eso es mejor no hacer juicios definitivos sobre algo que apenas arranca.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado