1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
brújula

Euforia prematura

El alza en los índices de la bolsa de São Paulo ayer, habla por sí sola de la reacción de los mercados, tras conocerse que el Supremo Tribunal Federal de Brasil falló en contra del recurso interpuesto por el expresidente Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, que buscaba suspender su condena a 12 años de prisión.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
abril 05 de 2018
2018-04-05 08:23 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

El alza en los índices de la bolsa de São Paulo ayer, habla por sí sola de la reacción de los mercados, tras conocerse que el Supremo Tribunal Federal de Brasil falló en contra del recurso interpuesto por el expresidente Luiz Iácio ‘Lula’ da Silva, que buscaba suspender su condena a 12 años de prisión. Por un estrecho margen, la determinación implica que el exmandatario tendrá que pagar la pena en una cárcel por el delito de corrupción, lo cual acaba en la práctica con su aspiración de volver al palacio de Planalto, en Brasilia.

Así se recompone el panorama electoral, que ahora vuelve a ser dominado por la incertidumbre. La impresión de los observadores es que será muy difícil que el Partido de los Trabajadores vuelva al poder tras perder a su líder más carismático –que lideraba todas las encuestas–, pues este no cuenta con un sucesor que despierte el mismo fervor.

Sin embargo, los analistas con más cabeza fría señalan que todavía es muy temprano para emitir juicios definitivos. Para comenzar, porque lo sucedido acentuará la polarización de la sociedad brasileña. Un núcleo importante de la ciudadanía probablemente votará por ‘el que diga Lula’, ante la convicción de que el castigo impuesto tiene más elementos políticos que judiciales.

Por otra parte, las otras opciones no tranquilizan a nadie. Aparte de los populistas de siempre, están figuras con bajos índices de popularidad como el actual presidente Michel Temer, quien lanzó su sombrero al ruedo.

Debido a ello, el panorama de una opinión fracturada, en la cual sea imposible lograr los consensos que son indispensables para adelantar reformas impostergables, es motivo de inquietud. Que la nación más grande de América Latina y una de las diez economías de mayor tamaño en el mundo no encuentre el rumbo, es un escenario inquietante.

Puede ser que en los meses que vienen las aguas se aposenten ante el surgimiento de una buena opción. Pero mientras esta no se vea, la euforia de ayer es prematura.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado