1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
Brújula

Hagan sus apuestas

Lo primero que salta a la vista es que los cálculos en torno a la inflación muestran que esta quedaría en el 4,5 por ciento anual.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 22 de 2017
2017-05-22 09:40 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Cuando se habla sobre el futuro, cada uno tiene una visión particular. Además, si el elemento predominante en el presente es la incertidumbre, las apuestas tienden a hacerse aún más dispersas.

Por tal motivo, es útil mirar lo que dicen los expertos como los que entrevista mes a mes Fedesarrollo para su Encuesta de Opinión Financiera. El sondeo, cuya edición más reciente se conoció ayer, es pertinente porque revela hacia dónde está soplando el viento en lo que se refiere a la opinión de los analistas.

Lo primero que salta a la vista es que los cálculos en torno a la inflación muestran que esta quedaría en el 4,5 por ciento anual una vez se conozca el reporte del Dane con respecto a mayo. Ese guarismo sería el mismo para el 2017, pues después de un descenso que continuaría hasta julio, el índice de precios al consumidor volvería a ganar terreno.

Como consecuencia de lo anterior, el Banco de la República seguiría con recortes en la tasa de interés a la cual les presta a las entidades financieras para darles liquidez temporal. La proyección es que el costo de esos fondos bajaría en un cuarto de punto porcentual hasta 6,25 por ciento anual este mes y que en diciembre se ubicaría en 5,5 por ciento.

Por su parte, el crecimiento de la economía sería de 1,9 por ciento en el año, y eso que dicha predicción fue hecha antes de conocerse lo sucedido durante el primer trimestre. Aun así, la expectativa es que las cosas mejoren ligeramente entre abril y junio, algo que solo se sabrá cuando el Dane entregue el informe del periodo, hacia agosto.

En la lista está también la tasa de cambio, tal vez la variable en la cual se dan más palos de ciego. Anotando que aquí el margen de error puede ser elevado, el pronóstico es que se mantenga cerca de los niveles actuales y que termine el año en 3.000 pesos. Habrá que ver si es así.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado