1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
retrospectiva 

La cuadratura del círculo

Más allá de las propuestas presentadas, hay una coincidencia general en que el sistema pensional actual no es el adecuado.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 06 de 2018
2018-07-06 06:41 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Tal vez no exista un tema en materia económica que haya suscitado tanta discusión abierta antes de que comience la nueva administración. Se trata de la reforma pensional, que en la semana que termina volvió a ser el motivo de un foro académico escenificado en Bogotá.

Más allá de las propuestas presentadas, hay una coincidencia general en que el sistema actual no es el adecuado. Tanto la baja cobertura como la insostenibilidad del régimen de prima media hacen imperativa una cirugía de fondo. De seguir las cosas como van, el futuro para la creciente población mayor de 60 años en Colombia, no es halagüeño. Aparte de que las inequidades persistirían, se agravarían los índices de pobreza.

Debido a ello, hay que hacer una cirugía de fondo que corrija los desequilibrios actuales y permita despejar las incógnitas sobre viabilidad financiera. Es en este punto que aparecen las divergencias y en ocasiones se tratan de esconder algunas verdades incómodas.

Tal vez la más protuberante es la que tiene que ver con la edad de retiro. En un mundo en el cual la esperanza de vida sigue en aumento, hay que hablar con franqueza sobre cómo pagar las mesadas de personas que -sobre el papel- pueden vivir más como jubiladas que como cotizantes. Debido a la contingencia que eso significa, es mejor tomar el toro por los cuernos y no colgarles una deuda enorme a las generaciones futuras.

Cuando se observa lo sucedido en Europa, en donde la línea de corte se acerca de manera paulatina a los 70 años, queda claro que el problema no es tanto de orientación ideológica, sino de matemáticas. Para resumirlo en una frase, la meta es que las cuentas den.

No obstante, buena parte del debate se sigue dando en el terreno del deber ser. Y aunque tales reflexiones son válidas, cualquier cambio propuesto tendrá que pasarse por el tamiz de la realidad e incluir soluciones prácticas para un país con un alto componente de informalidad laboral. Encontrarle la cuadratura al círculo no será fácil. Lo alentador es que ahora hay más expertos en búsqueda de cómo hacerlo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado