1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
Retrospectiva

El problema sigue ahí

Bien reza el dicho que la manera adecuada de solucionar un problema es aceptar que existe. Y eso todavía no pasa.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 12 de 2017
2017-05-12 07:42 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Aunque los comunicados oficiales están en su derecho de celebrar las cifras positivas alcanzadas por la industria y el comercio en marzo, vale la pena mirar dicho balance con moderación. De acuerdo con lo reportado por el Dane el viernes, la actividad manufacturera mostró una expansión del 4,8 por ciento, mientras las ventas de los almacenes crecieron 1,9 por ciento.

A primera vista, ambos guarismos cierran el capítulo de cifras negativas mostradas por los dos segmentos al comenzar a deshojarse el calendario. Lamentablemente, la impresión de que ‘cesó la horrible noche’ no tiene fundamento. El motivo es que las bases de comparación son distintas, pues en el 2016 la Semana Santa tuvo lugar al cierre del primer trimestre. Por increíble que parezca, la diferencia de unos pocos días hábiles lleva a que suceda un cambio de tendencia, cuya explicación es, ante todo, estadística.

De tal manera, la expectativa es que cuando llegue el informe de abril, retornarán los números en rojo porque va a ocurrir el efecto inverso. Si bien las señales preliminares sugieren que el sentimiento de los consumidores ya no es tan negativo como en enero, la anhelada recuperación todavía se demora.

Adicionalmente, es inquietante constatar que, a pesar de la circunstancia referida, hay renglones que van muy mal. Tal es el caso de la fabricación de carrocería, el curtido de cueros o la elaboración de artículos de viaje, en lo que atañe al ramo fabril. Y en materia comercial, calzado, combustibles, bebidas alcohólicas y bienes de aseo personal también dieron marcha atrás, llegando en casos a descenso de doble dígito.

Por tal razón, es mejor no dejarse llevar por la euforia. La verdad monda y lironda es que el repunte que destacaron los voceros gubernamentales es raquítico, en el mejor de los casos. Bien reza el dicho que la manera adecuada de solucionar un problema es aceptar que existe. Y eso todavía no pasa.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado