1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
retrospectiva

Hora de hacer proyecciones

Lo primero que salta a la vista es que el Minhacienda se ratifica en su apuesta de que el crecimiento de la economía nacional viene de menos a más.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 15 de 2018
2018-06-15 07:42 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

En una semana que tuvo como platos fuertes la parte final de la campaña electoral y el comienzo del anhelado Mundial de Fútbol, resultó difícil llamar la atención con otras noticias. Así sucedió con la información según la cual disminuyó el estado de alerta para las comunidades ubicadas aguas abajo del proyecto de Hidroituango o las hostilidades en materia comercial, intercambiadas por Estados Unidos y China, entre las nuevas que merecen ser destacadas.

Tampoco resultó ser muy publicitada la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo, sin duda el documento más completo sobre la coyuntura y las perspectivas de las cuentas públicas del país. Y aunque ya habrá tiempo de examinar las proyecciones que conciernen sobre todo al nuevo gobierno, vale la pena detenerse en los supuestos que se utilizaron como base para los pronósticos.

Lo primero que salta a la vista es que el Ministerio de Hacienda se ratifica en su apuesta de que el crecimiento de la economía nacional viene de menos a más y debería alcanzar un 2,7 por ciento en el 2018. La cifra en cuestión coincide con la que predicen el Fondo Monetario Internacional y el Banco República, entidades que también esperan que el próximo año sea mejor.

Es de prever que los analistas tomarán nota de los cálculos con respecto a otros agregados importantes. Así, la inflación cerraría en 3,3 por ciento anual en diciembre y bajaría al 3 por ciento en el 2019, ubicándose en el centro del rango definido por el Emisor.

Por su parte, la tasa de cambio promedio sería de 2.874 y 3.001 pesos a lo largo de este y el próximo año, respectivamente. En cuanto al precio del petróleo, alcanzaría los 67 dólares el barril en el 2018 pero bajaría a 65 dólares en el calendario que viene, en el caso de la variedad Brent. Esa eventual disminución en la cotización del crudo sería compensada por un aumento en la extracción de crudo que saltaría de 844.000 a 872.000 barriles diarios.

Todo lo anterior lleva a pensar que la desaceleración quedaría atrás. Pero eso solo sucederá si las apuestas hechas se cumplen.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado