1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
retrospectiva

Las cuentas oficiales

Aunque el presupuesto habla de 3.027 pesos por dólar para el 2018, no hay duda de que lo que pase en el terreno petrolero puede alterar el estimativo.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 20 de 2017
2017-10-20 07:17 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

En medio del debate sobre la aprobación del proyecto de ley de presupuesto para el 2018, al cual el Congreso le dio luz verde en la semana que termina, algunos temas pasaron por debajo del radar de los analistas. Uno de ellos es el de los supuestos macroeconómicos utilizados para calcular el escenario de ingresos y gastos contemplado por el Gobierno.

Para comenzar, la administración habla de una tasa de crecimiento del 2 por ciento en el 2017, la cual subiría en un punto porcentual el próximo año. Dichos pronósticos están por encima de las apuestas del Banco de la República o el Fondo Monetario Internacional, que son del 1,6 y 1,7 por ciento, respectivamente.

En cuanto a la inflación, la proyección del Ministerio de Hacienda es de 4,1 por ciento en diciembre, una cifra que bajaría en el 2018 al 3,5 por ciento. En este caso, las discrepancias con lo que dicen las firmas especializadas son mínimas.

Por otra parte, los operadores del mercado tomaron nota de que las predicciones con respecto a los precios del petróleo son, relativamente, conservadoras. De tal manera, para este año se tomó como punto de referencia una cotización de 51 dólares por barril en el caso de la variedad Brent, que está por debajo del promedio observado: 52,7 dólares.

Y en lo que atañe al nuevo calendario, las cuentas se hicieron con 55 dólares, un valor que es inferior al nivel que otros plantean. Basta señalar que el viernes, al cierre del mercado, el barril llegó a casi 58 dólares.

Como consecuencia de lo que pasa y podría suceder con los hidrocarburos, la tasa de cambio se mantendría en terrenos conocidos. Hasta ahora, el promedio del billete verde ha sido de 2.941 pesos, más de 40 pesos por debajo de lo que se pensaba hace una docena de meses.

Y aunque el presupuesto habla de 3.027 pesos por dólar para el 2018, no hay duda de que lo que pase en el terreno petrolero puede alterar el estimativo. Eso sin contar la realidad política, cuyo devenir también influirá en la tasa de cambio.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado