1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
retrospectiva

Riesgos en crecimiento

Hace más de una década, el régimen de Corea del Norte condujo exitosamente una prueba de bomba nuclear, que causó alarma en el mundo entero.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
agosto 11 de 2017
2017-08-11 07:30 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Todo comenzó con un problema real. Hace más de una década, el régimen de Corea del Norte condujo exitosamente una prueba de bomba nuclear, que en su momento causó alarma en el mundo entero. A pesar de diversos intentos para contener la amenaza, el año pasado Pyongyang demostró la capacidad de colocar un artefacto de este tipo en un misil, que ahora tendría alcance intercontinental y una mayor precisión.

El riesgo es de tal magnitud que en su momento Barack Obama le advirtió a Donald Trump que este sería uno de sus principales dolores de cabeza. Por tal motivo, Washington había aplicado una estrategia de zanahoria y garrote para contener al impredecible Kim Jong-un.

Sin embargo, la Casa Blanca decidió salirse de ese libreto y pasar directamente al terreno de las amenazas. Durante la semana que termina, el presidente de Estados Unidos habló de hacer llover “furia y fuego” sobre la nación asiática y tener una solución militar lista.

Más allá de los esfuerzos diplomáticos de China con el fin de bajarle la temperatura al tema que involucra a su vecino del sur, el inesperado aumento en la tensión les cayó mal a los mercados. A pesar de que las bolsas norteamericanas retornaron a cifras en negro el viernes, los principales índices descendieron en más de 1 por ciento durante la semana.

El tropezón no solo acabó con una larga racha de alzas en las acciones que se transan en Nueva York, sino que impulsó el valor de los activos que sirven de refugio en estos casos. Monedas como el franco suizo se apreciaron, mientras que la onza de oro subió 2,5 por ciento.

Lo sucedido volvió a demostrar que los factores geopolíticos pueden alterar en forma súbita el panorama en los negocios. En la presente oportunidad, la volatilidad regresó, pues el escenario de una conflagración no tranquiliza a nadie. Y si bien una guerra es improbable por sus efectos directos y colaterales, el nerviosismo sigue, pues ni Trump ni Kim Jong-un inspiran gran confianza.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado