1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
Brújula

Un festivo sin fiesta

No pasó desapercibido que en las 13 áreas metropolitanas más grandes el índice de desocupación subió, en lugar de bajar.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 01 de 2017
2017-05-01 06:31 p.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La celebración de otro Día Internacional del Trabajo vino acompañada de un libreto similar al de todos los años, tanto en Colombia como en decenas de países que siguen la efeméride. En medio de la indiferencia de buena parte de la población, se cumplieron las manifestaciones en las que se escucharon las voces de los sindicatos en defensa de la estabilidad laboral, mejores ingresos y un buen funcionamiento de los sistemas de seguridad social.

El ambiente en el país no fue precisamente festivo. Las centrales obreras volvieron a dirigir sus dardos al Gobierno, mientras las encuestas revelan que una proporción creciente de los consumidores miran con inquietud el futuro, debido a lo cual han restringido sus gastos.

Lo contradictorio es que las cifras no son malas a primera vista. El Dane reveló el viernes que el desempleo a nivel nacional volvió a quedar en un dígito, al ubicarse en 9,7 por ciento en marzo. En comparación con igual mes del 2016, el incremento en valores absolutos de la población ocupada llegó a 486.000 personas, con lo cual se alcanzó una marca de más de 21,9 millones de individuos laborando, histórica para ese periodo.

No obstante, los analistas se encargaron de moderar el entusiasmo de los comunicados oficiales. Para comenzar, recordaron que es bueno tener presente que la Semana Santa del año pasado ocurrió al cierre del primer trimestre lo cual afectó en ese momento los procesos de contratación y enganche de personal a término indefinido o fijo. Debido a ello, la comparación tiene un sesgo que probablemente se revertirá cuando se conozcan los datos de abril.

Por otra parte, no pasó desapercibido que en las 13 áreas metropolitanas más grandes el índice de desocupación subió, en lugar de bajar. La cifra de 10,6 por ciento es la más elevada desde el 2013 y muestra que hay debilidad en el ritmo de generación de vacantes.

Aunque los motivos del retroceso en las principales capitales son variados, salta a la vista que la principal causa del deterioro es Bogotá. En el promedio móvil que compara enero a marzo con igual periodo del año previo, el desempleo subió más de un punto porcentual, algo que acaba pesando fuertemente en el agregado nacional.

Por tal razón, no hay que apresurarse a decir que las cosas están bien en este frente. Dicho de otra manera, el de ayer fue un festivo sin fiesta.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado