1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Roberto Junguito

La política macroeconómica luego de la crisis

El crecimiento económico está íntimamente relacionado con la dinámica de las tecnologías y con la ca

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
marzo 16 de 2011
2011-03-16 12:55 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

La semana pasada el FMI organizó una conferencia en Washington dirigida a replantear, como resultado de lo aprendido de la crisis financiera internacional, la sabiduría convencional sobre el manejo macroeconómico y el crecimiento. Se debatieron temas en áreas como la política monetaria, fiscal, financiera y de crecimiento económico, con la participación de un grupo sobresaliente de economistas mundiales. En el campo fiscal la discusión giró en torno a la importancia de adoptar políticas contracíclicas para estimular la demanda agregada mediante el gasto público, como respuesta a la desaceleración de la actividad económica mundial. El problema ahora en los países más avanzados es determinar cuándo y con qué velocidad se debe retirar el estímulo fiscal y, para el más largo plazo, el reto es reducir el enorme endeudamiento público acumulado como resultado de los apoyos otorgados. Se reconoció que los Estados emergentes que adoptaron políticas fiscales adecuadas en línea con el ciclo económico, aprendieron que hay que disponer de reglas fiscales. En Colombia, este tema se discute en el Congreso. Respecto a la política monetaria, la crisis señaló que su manejo debe ir más allá de tener un solo objetivo, que es reducir la inflación, por medio de un solo instrumento que ha sido la tasa de interés. Se hizo evidente que aún logrando una inflación estable, se presentaba, simultáneamente, inestabilidad financiera. La lección aprendida fue dar énfasis a la estabilidad financiera. Para lograrlo es necesario recurrir al uso de otros instrumentos, como el seguimiento de indicadores macroprudenciales. Respecto a los países emergentes, se reconoció que el uso del sistema de inflación objetivo efectivamente ha contribuido a reducir la inflación. No obstante, la crisis también puso en evidencia la conveniencia de que la política monetaria tenga en cuenta su impacto en la apreciación de la tasa de cambio y se sugirió adelantar intervenciones esterilizadas como respuesta a la revaluación. Esta ha sido una meta del Emisor, en el caso colombiano. En el área de la regulación financiera se concluyó que esta tiene un impacto macroeconómico mucho más profundo que lo que se tenía concebido con anterioridad a la crisis. Se reconoció que dado que el sector financiero está expuesto a ciclos de crecimiento del crédito, es preciso establecer un régimen regulatorio más adecuado, así como una mejor supervisión. El reto es adoptar regulaciones que reduzcan la frecuencia y los costos de la crisis, siendo los incrementos de capital apenas una de las formas de ejercer una regulación más adecuada. Para los analistas, la crisis financiera evidenció también la necesidad de fortalecer la supervisión. Estas consideraciones son un llamado de atención para mejorar en Colombia la regulación y la supervisión financiera, otorgándoles tanta importancia como a los otros instrumentos de la política macroeconómica. El crecimiento económico está íntimamente relacionado con la dinámica de las tecnologías y con la capacidad de absorber el conocimiento. El crecimiento mundial está vinculado con la convergencia en el desarrollo que logren alcanzar los países emergentes. El desafío es adelantar un cambio en la composición de la producción migrando de actividades de menor a unas de mayor productividad. Se comentó que esto se está logrando en el Asia, pero que en A. Latina parece estar ocurriendo lo contrario. Este podría llegar a ser el caso en Colombia, al haber escogido el Gobierno como ‘locomotoras’ actividades tradicionales, como la agricultura y la edificación urbana. Vale la pena que los estrategas del Plan de Desarrollo analicen con cuidado las consideraciones sobre el crecimiento económico adelantadas en el foro.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado