1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Roberto Junguito

El Vicepresidente y la ‘realpolitik’

Según la Constitución de 1991, el Vicepresi dente tiene como función reemplazar al Primer Mandatario

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
marzo 30 de 2011
2011-03-30 08:29 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

El pasado 23 de marzo el señor vicepresidente de la República, Angelino Garzón, se reunió con el Consejo Gremial Nacional. El objetivo del encuentro fue informar sobre las actividades que adelanta dentro del Gobierno por solicitud expresa del Presidente, según acuerdo sostenido desde la campaña política.

Comenzó por aclarar que formalmente su cargo, según la Constitución Colombiana de 1991, tiene como función reemplazar al primer mandatario en caso de una incapacidad temporal o permanente para ejercer el cargo. La Vicepresidencia en Colombia no tiene asignadas otras funciones explícitas y menos aún iniciativa de gasto público.
Agregó que está colaborando en el desarrollo de la agenda gubernamental de fortalecimiento de los derechos humanos en el país. Al respecto, aclaró que estos cubren tanto los económicos como los sociales.

Desde ese ámbito, uno de sus principales empeños está dirigido al desarrollo del derecho al trabajo y a conseguir que los empleados devenguen un ‘salario justo’. Agregó que no deben existir trabajadores que no estén amparados por la legislación laboral.

Sobre el tema salarial, hizo referencia al ajuste del salario mínimo en el 2011, aprobado a finales del año pasado, para aclarar que tanto la decisión inicial de fijar el aumento anual en el 3,4 por ciento, como la posterior de revisarlo hasta el 4 por ciento, habían sido iniciativas del Presidente y no suyas, pero con las que él había estado de acuerdo.
Resaltó la importancia del diálogo social y la política de concertación laboral, para lo cual, a su juicio, se requiere voluntad política de las partes. Hizo énfasis en la necesidad de avanzar en las políticas de diálogos y pactos sociales, y urgió al sector empresarial a enviar un mensaje favorable a los esquemas de concertación.

Dio como ejemplo lo significativo de apoyar iniciativas como la Ley de víctimas y de restitución de tierras. También reconoció la dificultad de construir acuerdos y mencionó que en sus diálogos con el sector sindical ha enfatizado la trascendencia de los tratados de libre comercio como vehículos para el progreso económico y social, y como mecanismo útil para garantizar los derechos de los trabajadores.
De igual manera, se refirió al tema de las pensiones, destacando la necesidad de un acuerdo sobre lo que debe constituir un sistema pensional moderno. Para él, la futura reforma no debe ser el resultado de una propuesta gubernamental presentada al Congreso, sino el producto de un gran acuerdo nacional.

Argumentó que la temática no se debe reducir al aumento de las edades de jubilación (una referencia implícita a lo consignado y luego retirado del proyecto de ley del Plan de Desarrollo), sino a un espectro más amplio de temas. Se refirió a que es indispensable incrementar el número de cotizantes al sistema y a la extensión de beneficios a los trabajadores informales.

Anotó que es necesario mantener el sistema dual imperante en Colombia y, a su juicio, evitar tanto el monopolio en el otorgamiento de pensiones por parte del sector privado, como las actitudes estatistas.
Finalmente, reiteró la importancia de mantener una política de diálogo con los sectores empresariales y la relevancia de los acuerdos entre los sectores, señalando su concurso personal en la solución del paro camionero y su disposición de colaborar en el tema de la paz y en los problemas regionales.

Los gremios le hicieron conocer sus opiniones francas sobre los diversos temas planteados. De su presentación se transluce que el Vicepresidente está desempeñando un rol activo en el proceso de decisiones políticas colombianas y que es un actor destacado en la realpolitik de la administración Santos.
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado