1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

El entorno volátil

Santiago Araoz-Fraser
POR:
Santiago Araoz-Fraser
agosto 23 de 2011
2011-08-23 01:21 a.m.

 

La planeación estratégica es una herramienta diagnóstica ampliamente conocida para mejorar la operación y el desempeño desde una empresa privada hasta una persona natural.

Aplica el análisis, la síntesis y la crítica en los contextos interno y externo para lograr incrementar la competitividad. Hasta comienzos del siglo XXI se concentró en lo interno, pero a partir de la globalización esa fuerza modernizadora se orientó por la dinámica del entorno.

En ese panorama general avanza esta tecnología, entendida como la aplicación del conocimiento científico para el mejoramiento del desempeño productivo, a través del uso de mecanismos adecuados para optimizar los productos y reducir los costos.

Actualmente las empresas se enfrentan a un contexto externo cada vez más volátil, desconocido y difícil de predecir.

Recordemos algunas circunstancias de alto impacto tales como la depresión del 2008, que sorprendió al mundo entero, el reciente lunes negro de las Bolsas mundiales con caídas cercanas al 10% el pasado 8 de agosto y el fenómeno reciente agudizado por otra caída de cerca del 5% el pasado 18 de agosto.

Así, lo externo y mundializado es la variable independiente más influyente en la productividad, cuyo concepto es la búsqueda del incremento de la producción total gracias a lo aportado por una unidad adicional de uno de los factores productivos.

Por lo tanto la gestión y las decisiones gerenciales están cada vez más influidas por los factores y las variables que constituyen el entorno volátil del país, la empresa, la organización y aún las familias y las personas en su búsqueda permanente de competitividad para sobrevivir y crecer en un mundo que avanza hacia el hípercapitalismo.

Por ejemplo, cuando cayó la GMC apareció una reinante y arrolladora Toyota que sufrió pérdidas significativas con las catástrofes de Japón, que hoy colocan a la Hyundai como aspirante a reina mundial en la venta de vehículos.

En otros terrenos tales como la geoclimática, el sorprendente y prolongado fenómeno de La Niña, que generó cerca de 2’000.000 de afectados en Colombia, también ofrece la oportunidad de rehabilitar y aprender de la dolorosa experiencia para reconstruir con visión de futuro.

Para optimizar el resultado de la gestión del Estado, el volátil entorno externo gravita en forma creciente, puesto que la globalización continúa avanzando mientras las reacciones de insatisfacción parecen ir aumentando; lo anterior, teniendo en cuenta la protesta que nació en Túnez, continuó en El Cairo, se contagió en Libia y Siria y dio lugar al pacifista movimiento de los Indignados de origen intelectual francés, que irrumpió en Madrid, Barcelona y otras ciudades españolas desde el 15 mayo del 2011 y ahora toma un carácter continental al avanzar con una marcha hacia Bruselas.

Hoy, ante el double dip (recaída de las bolsas mundiales) hay una situación que puede enfrentarse con la teoría e historia económicas y la práctica de la sabiduría popular: “frente a la peor de las tormentas puede más la prudencia del capitán del barco”, pero siempre actuando con las alertas tempranas.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado