1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Visión de futuro

Sólo con una visión de futuro, realista e incluyente se podrán transformar los problemas en oportuni

Santiago Araoz-Fraser
POR:
Santiago Araoz-Fraser
agosto 10 de 2010
2010-08-10 01:09 a.m.

En esta coyuntura, naturalmente dominada por el inicio del nuevo Gobierno y cuando se han realizado sólo algunos ejercicios de rendición de cuentas por parte de quienes entregan, es oportuno hacer una aproximación a lo que nos puede traer el futuro y retomar esas tendencias para hacer los correctivos necesarios desde las alertas tempranas. Para el efecto, hay varias metodologías con base científica y sobresale una no muy utilizada, pero que es útil y adecuada para proyectar estados-naciones complejos, como es el caso colombiano.

Se trata de apoyarse en 2 disciplinas importantes: la de las cifras demográficas y la que se ocupa de las tendencias de lo urbano-rural. Son claves, porque en Colombia se vuelven factores muy dinámicos, pero se ubican en los promedios matemáticos del subcontinente Latinoamericano, salvo en el lamentable caso de los desplazados.

Colombia fue un país de ciudades con una equilibrada distribución de la población hasta el inicio de los 90, cuando se generó una etapa de metropolización acelerada, impulsada por la consolidación de las grandes ciudades como mercados en crecimiento, tal como lo analiza Max Weber. Lo anterior ocurrió contra todos los pronósticos de que la 'apertura', sinónimo de la inatajable globalización, favorecería el crecimiento y desarrollo de los puertos de Buenaventura y la conurbación Caribe. Pero resulta que Bogotá, 20 años después, es la metrópolis absorbente. En cuanto a la propia demografía, se observa una tendencia hacia la estabilidad con crecimiento positivo, debido a variables tales como que la mujer le da prioridad a su desarrollo personal y profesional, por lo cual aplaza hacia la madurez la etapa de procrear, educar y orientar productivamente a los hijos.

Según el Banco Mundial, se prevé que para el 2019 se habrán instalado en las ciudades 10 millones de personas más, para proyectar en ese mismo año que el 77 por ciento de la población vivirá en los centros urbanos. Esto significará nuevas necesidades a satisfacer desde servicios públicos hasta nutrición, salud, educación y otros inaplazables como la generación de empleo.

Es de anotar que el suministro de bienes y servicios básicos es menos costoso en los mencionados centros urbanos, lo que favorecerá la lucha contra la pobreza, pero se agudizarán las condiciones de quienes permanezcan en las áreas rurales. Lo anterior muestra realidades y tendencias que ojalá el equipo del Gobierno que empieza tenga en mente, para poder corregir los factores de agravamiento. Sólo con una visión de futuro, realista e incluyente se podrán transformar los problemas en oportunidades, y avanzar en beneficio de la mayoría de los colombianos.

Hernando Agudelo Villa. Murió un grande del pensamiento y la acción política progresista y de avanzada. Para quienes lo acompañamos significó un ejemplo de carisma, coherencia y consistencia. Su obra debería incluirse en la bibliografía complementaria de la formación de los economistas. Para todos los efectos se puede consultar en la Sociedad Económica de Amigos del País (Seap) y en la Biblioteca del Pensamiento Liberal. 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado