1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Reputación y TLC

Silvio Escudero
POR:
Silvio Escudero
octubre 31 de 2011
2011-10-31 02:41 a.m.

 

Colombia ha venido incrementado desde hace años sus TLC con varios países, en América y otros continentes.

Algunos han entrado en vigencia en los últimos meses como los firmados con Suiza y Canadá y otros como el de EE. UU. han sido recientemente aprobados. Es verdad que los TLC abren muchas puertas a proveedores de productos y servicios colombianos, pero en este mundo globalizado tener productos con altos estándares de calidad y a precios competitivos ya no son los únicos factores tenidos en cuenta por los clientes, en especial por aquellos que se están en países desarrollados.

Los clientes que van a encontrar los proveedores colombianos en estas naciones en donde están entrando en vigor los TLC son exigentes en varios temas, entre los que se están: relaciones entre empresarios y trabajadores, respeto por el medio ambiente, rechazo al trabajo infantil, ética, responsabilidad con las comunidades, proveedores y otros stakeholders que pueden diferir de industria a industria y que son un elemento más en la toma de decisión de compra.

Los compradores internacionales van a empezar a presionar a las empresas colombianas para poder revisar su comportamiento con los stakeholders, van a querer certificaciones como la ISO 14000 o la SA8000 entre otras, pero al mismo tiempo querrán ver indicadores de gestión social con las comunidades, sus empleados, proveedores, clientes, ONG, etc. ¿Están preparadas las organizaciones colombianas para poder dar esta información?, aún más, ¿tienen esta información?

Las empresas deben hacer grandes esfuerzos para trabajar en sus intangibles corporativos, como reputación y responsabilidad social.

Ocuparse de estos temas desde un punto de vista estratégico les va a permitir a los empresarios competir no sólo con productos, calidad y precio, sino que brindará intangibles adicionales que son muy valorados a la hora de tomar una decisión de compra con proveedores de diferentes países que proporcionan iguales productos o servicios.

Actualmente, el país no sale muy bien librado en temas reputacionales, como se publica por el Reputation Institute en su Country RepTrak 2011, en donde las primeras posiciones son ocupadas por Canadá y Suiza, y Colombia es el país de América Latina con peor reputación dentro de esta medición.

Colombia tiene que trabajar por mejorar en este tipo de mediciones.

El Gobierno debe incluir dentro de sus evaluaciones los temas de intangibles corporativos y debe ser un punto más a ser tenido en cuenta en los procesos de transparencia y licitación con el Estado, como lo son el financiero, medio ambiental o laboral, entre otros. Las empresas deben trabajar en planes, estructuras organizacionales, procesos, indicadores, reportes y mediciones que muestren los avances que el tejido empresarial colombiano está realizando no sólo para generar más dinero y estabilidad económica, sino que ayuda a un crecimiento social, reducción de la pobreza y aporte para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio promovidos por las Naciones Unidas.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado