1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Víctor Salom

Excelente presente, futuro incierto

Víctor Salom
POR:
Víctor Salom
abril 20 de 2012
2012-04-20 01:17 a.m.
http://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb8c3a1e960.png

Fueron magníficas las cifras de los resultados petroleros en Colombia a diciembre 31 del 2011, debido a los altos precios del hidrocarburo y al aumento de la producción.

Empezamos el 2012 con problemas con las guerrillas y malestar social en las zonas productoras que debe arreglar el Gobierno, continuamos con la restricción de los oleoductos y en las carreteras que deben arreglar las petroleras, aún está esquiva la meta del millón de barriles de producción y seguimos sin conectarnos con el petróleo en la exploración.

El Financial Times puede tener razón cuando afirma que probablemente hemos alcanzado el techo en la producción, si continuamos reponiendo y revaluando las reservas sólo con el crudo existente en los campos maduros, pues no creo que esta metodología resista dos o tres años más, antes de que empecemos con la declinación en la producción.

Parece que no nos queda otra opción que conectarnos con el petróleo que yace en nuestro subsuelo, si queremos proyectar hacia el futuro los buenos beneficios que hemos gozado en los últimos años.

Colombia, con sus océanos, sus tres cordilleras, su amplia llanura y sus innumerables ríos, es un caso especial en su geología.

La aplicación del análisis y las técnicas foráneas no ha funcionado, ni va a funcionar.

De allí, a mi entender, el descalabro exploratorio de los últimos 20 años. Tenemos suficiente petróleo como para producir no uno, si no cuatro millones de barriles de petróleo diarios. El último estudio de reservas de la Universidad Nacional habla en un P50 de 117.963 miles de millones de barriles (MMbls) de probables reservas de crudo.

Mi medición, utilizando campos magnetoeléctricos, da 141.200 MMbls, comparados con solo 2 MMbls de reservas oficiales. Lo anterior implica que sí podemos llegar a ser una potencia petrolera a nivel mundial.

La medición de la Universidad Nacional está basada en consideraciones matemáticas, la mía en medición real, y ambas hablan de cifras del mismo nivel de magnitud.

¿Por qué las compañías están más interesadas en mentir con sus noticias de pozos exploratorios productores que no producen ni un barril de petróleo comercial, que en aumentar significativamente su producción y sus reservas? Es por ego y manipulación de su valor en bolsa.

Debemos cambiar el paradigma y en lugar de gastarse miles de millones de dólares al año en servicios petroleros de exploración que producen un éxito del 50 por ciento de ‘pozos productores técnicos’, invirtamos la mitad en conseguir pozos productores reales.

Hagamos ciertos nuestros ingresos petroleros en los próximos 10 o 20 años, para darle una viabilidad real a nuestra nueva ley de regalías, y que la actual pelea de los municipios no incluidos en la misma, se justifique.

Víctor Salom

Ingeniero

salomvictor@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado