Tendencias

Consejos para una navegación segura de los menores en internet

El 44% de os menores entre 8 y 16 años se encuentra constantemente conectado a internet a través de diferentes dispositivo, por eso es importante tomar algunas medidas para protegerlos.

Los niños seguirán impulsando la demanda por un mundo físico que esté tan conectado como sus dispositivos. El 46 por ciento de

Tendencias Por: Julian David Calderon Hortua

De acuerdo con la reciente encuesta “Crecer Online”, realizada por Kaspersky Lab, el 44% de los menores entre 8 y 16 años se encuentra constantemente en línea, el 73% de adolescentes entre 14 y 16 años no imagina su vida sin un Smartphone, y el 40% de los menores asegura haber revelado información personal sobre sí mismos o sus familias.

(Lea: Pronósticos de seguridad de la información en 2018)

Estas conclusiones son preocupantes, teniendo en cuenta los riesgos a los que están expuestos los usuarios de internet cuando no se tienen precauciones básicas de seguridad.

(Lea: En la web, la gente sacrificaría la comodidad por privacidad)

“Últimamente, es cada vez más común que los más pequeños tengan dispositivos. Incluso, los padres que prefieren esperar se ven tentados por el hecho de querer saber que su hijo está bien en todo momento. Sin embargo, los padres deberían tener en cuenta que los niños necesitan aprender y tener cuidados al navegar en la red. Los padres deben prestar atención, principalmente, al filtrar el contenido que podría ser accedido, además de controlar y limitar el uso de internet”, señaló Roberto Martínez, analista senior de seguridad de Kaspersky Lab.

La firma de seguridad informática hace algunas recomendaciones para tener en cuenta para reducir los riesgos que con lleva la navegación constante en internet por parte de los menores.

- Filtrar el contenido de Google Play. Se puede impedir que un niño descargue juegos para adultos o canciones con letras explícitas mediante los controles parentales de Google Play.

- Controlar el uso de internet. Para prevenir el uso de internet sin supervisión, y controlar mejor el uso de datos del operador, se puede desactivar el uso de datos móviles desde los ajustes del smartphone del menor y mediante las opciones del proveedor de servicios móviles. Después, se debe configurar el acceso a la red WiFi doméstica. Ahora es solo cuestión de monitorear el uso en el hogar. Desactivar los datos móviles debería ayudar a que el niño solo use internet en casa.

- Limitar el tiempo y restringir el contenido. Seguramente los juegos que instale un menor en su dispositivo están pensados para niños, pero siempre hay que estar pendientes. Los niños pueden pasar mucho tiempo jugando. Limitar el tiempo de juego con las herramientas integradas de los sistemas operativos puede ser un problema; para eso la firma recomienda aplicaciones dedicadas a ello, como Kaspersky Safe Kids, que incluye localización y controles para redes sociales y restricciones sobre la apertura de aplicaciones. Cuando se termine el tiempo de juego, el smartphone podrá hacer y recibir llamadas, pero el resto de aplicaciones estarán bloqueadas.

- Configurar los ajustes adicionales de seguridad. La app también proporciona un control parental completo, incluida la protección contra su propia eliminación y, además, tiene nuevas funciones para restringir el acceso a los ajustes del smartphone. El niño no podrá conectarse a redes WiFi desconocidas, reiniciar la hora del sistema ni cambiar cualquier ajuste que no se haya previsto.