Tendencias

Cómo divorciarse por Internet

Un sitio ha recibido solicitudes de hombres y mujeres de entre 35 y 54 años.

Divorcio

Tendencias Por: Portafolio

El título de este artículo puede interpretarse de dos maneras:

El internet como razón de divorcio entre muchas parejas, lo cual es un fenómeno cada vez más frecuente en nuestras sociedades tan dependientes digitalmente y con un problema de adicción electrónica afectando incrementalmente a la población y alterando relaciones interpersonales, particularmente entre las nuevas generaciones.

(Lea: Para el divorcio es clave el mutuo consentimiento, si no vienen los pleitos)

A eso agreguémosle la realidad de que muchas relaciones de nuestros días empiezan en el internet y muchos casos de adulterio son también electrónicos.

La gente se conoce, se enamora y hasta tiene sexo por internet. Lo cual nos lleva a la segunda interpretación: la posibilidad de divorciarse a través de servicios en línea.
Este artículo es acerca de ese último fenómeno.

(Lea: Divorciarse es un negocio costoso

Como muchas parejas ahora se conocen en línea, se enamoran en línea, planean la boda en línea, tienen aventuras románticas en línea y encuentran terapistas de pareja en línea, “es lógico’” escribe el New York Times “que se puedan divorciar en línea.”

Un artículo en la revista Maxim dice que “en nuestros días obtener un divorcio puede ser tan fácil como ordenar una pizza.”

(Lea: El ¿tortuoso? camino del divorcio

El tema ha ganado fuerza porque una reconocida abogada especializada en divorcios, Laura Wasser, quien ayudó a grandes estrellas como Angelina Jolie, Britney Spears and Christina Aguilera, entre otras, en sus divorcios, creó un sitio web que se llama “It’s Over Easy” (Es Super fácil) para facilitar el proceso de divorcio por internet, cuya publicidad anuncia “Divorcio en línea, Disponible Ahora.”

El razonamiento tras la creación del servicio de divorcio electrónico es que “Las parejas hoy tienen citas en línea y hacen todas sus transacciones bancarias en línea. No les importa poner sus activos y pasivos en una computadora. Son gente acostumbrada a hacer todo por si mismos. Si pueden comprar una máquina para hacer café en línea, también pueden divorciarse en línea."

Aunque no es el único servicio de ese tipo en internet, -LegalZoom, por ejemplo, ofrece una plataforma electrónica para asesorar divorcios desde 2012-, el nuevo sitio ha recibido mucha atención de los medios por el alto perfil de Laura Wasser. También ha dado lugar a controversia entre quienes piensan que es una oferta liberadora por lo conveniente y quienes lo ven como otra señal del caos social y cultural de nuestra época.

“Hay gente que piensa que con nuestro sitio estamos promoviendo divorcios,” comentó la fundadora de It’s Over Easy. “Pero nadie va a divorciarse porque descubren que hay una plataforma en línea para hacerlo. Ya el matrimonio está en problemas y el divorcio ha sido decidido. Nosotros simplemente lo hacemos más fácil.”

Desde cuando empezó a funcionar al final de enero de este año, el sitio que por ahora opera en California y Nueva York y pronto en otros estados de los Estados Unidos como Nevada, Oregón, Florida y Texas ha recibido solicitudes de hombres y mujeres en edades que van de 35 a 54 años.

Aunque inicialmente esperaban que la mayoría de los usuarios fueran de la generación Milenio, probablemente sin hijos y con suficientes recursos, en el primer día, de acuerdo a cifras de la empresa, el 30% de los interesados estaban entre los 35 y los 44 años, el 22% entre los 45 y 54 y el resto entre 25 y 34.

Entre las ventajas enumeradas figura el hecho de que en los divorcios tradicionales existe el temor de que uno de los cónyuges tenga un mejor abogado mientras que en el divorcio en línea el uso es igual para todos y elimina el sentido de la competencia.

El sitio ofrece cuatro niveles de precios. Uno es una prueba gratuita en la cual el usuario responde preguntas básicas para generar formularios y declaraciones de patrimonio.
También puede invitar por correo electrónico a su cónyuge para que se una al sitio y puedan empezar a trabajar juntos en temas como los problemas relacionados con los niños, la división de los bienes comunes y otros términos en los que un acuerdo mutuo es necesario para llegar a un final amigable.

Los siguientes niveles que empiezan a 750 dólares por el más básico hasta 2.500 por servicio ‘premium,’ generan formularios legales, presentan los documentos de petición de divorcio ante la corte y ofrecen alternativas para resolver la custodia de los hijos, la manutención y la asignación de propiedades

Si un usuario desea más información sobre temas como la custodia de los niños pueden hacer clic en videos con la abogada Wasser explicando más al detalle.

La disponibilidad del divorcio en línea parece ser tecnológica y moralmente inevitable dada la amplia aceptación del divorcio en la cultura y los avances del internet. La realidad, sin embargo, es que los divorcios nunca son ‘fáciles.’

Generalmente son, por el contrario, experiencias difíciles y dolorosas que en muchos casos pueden destruir una familia, causar traumas profundos o llevar a quiebras económicas. Y esas consecuencias no se resuelven con uno o muchos clics en internet.

Cecilia Rodríguez
Especial para Portafolio