Tendencias

Pensión, un sueño de trabajadores que el nuevo presidente debe ajustar

Aumentar el número de colombianos que aportan el sistema, entre los desafíos para el nuevo habitante de la Casa de Nariño.

El abecé sobre el funcionamiento de Colpensiones

Tendencias Por: Portafolio

Solo 7,8 millones de trabajadores, de los 22 millones de personas que conforman la fuerza laboral de Colombia, están aportando al sistema pensional del país, lo que se constituye como un tema urgente del próximo gobierno para encaminar el esquema actual y asegurar la mesada de retiro de los ciudadanos.

(Lea: Los mitos y las realidades del sistema pensional colombiano)

La tarea que debe hacer el próximo presidente de Colombia al respecto tiene varias fórmulas, de acuerdo con analistas consultados por Portafolio.co, sin embargo, coinciden en que el primer paso que se debe dar para solucionar el problema es ampliar la base de trabajadores que aportan al sistema.

(Lea: Candidatos presidenciales no contemplan reforma pensional integral)

Así lo señala Iván Daniel Jaramillo, investigador del observatorio laboral de la Universidad del Rosario, quien dice que el primer pilar para el nuevo esquema pensional sería uno donde todo el mundo aporte al sistema público. “Lo que hay que hacer es modificar el sistema de competencia entre el fondo público y los fondos privados. Ese modelo a nuestro gusto debe ser modificado por un sistema en el que todo el mundo aporte a Colpensiones, de modo que se fortalezca, y los que ganen más de cierto monto aporten a un fondo privado”, precisa.

(Lea: El talón de Aquiles de Iván Duque y Gustavo Petro)

Jaramillo además anota que en el nuevo esquema es fundamental el tema de mutualidad y solidaridad, pues, a su modo de ver, sin solidaridad no hay verdadera seguridad social. “Solidaridad es que todos trabajemos para que los que están en una edad determinada se pensionen y los que estén en condición de discapacidad obtengan una pensión de invalidez”, dice.

En esa línea, Camilo Silva, socio del Grupo Valora, destaca la importancia de que el nuevo gobierno corrija rápidamente el tema de la informalidad laboral en el país, pues de esta manera habrá más personas aportado a pensiones. “El gobierno que llegue debe generar confianza, porque con ella se va a poder reactivar la inversión. Eso, consecuentemente, traerá un beneficio para la economía y un efecto en empleo, salud, pensiones, educación y agro”, anota.

Por otra parte, Alberto Bernal, analista y jefe de Estrategia de XP Securities, es enfático en señalar que una el sistema necesita una reforma pensional que busque hacer el sistema viable a largo plazo haciendo dos cosas: “lograr mayor formalización de la economía, porque eso indica que hay más recaudo para las pensiones, y ponerle tope a las pensiones altas”.

En un país como Alemania la mesada pensional máxima es de 2.200 Euros y en el sector público de Colombia la mayor pensión asciende a 5.900 euros, tres veces más alta. Eso no solo es una ineficiencia económica sino una tragedia social”, recalca.

Mientras que para el senador Ángel Custodio Cabrera la fórmula para rescatar el sistema está en arreglar todas esas “distorsiones” del sistema, que son aquellas pensiones que en su liquidación no tienen el ahorro respectivo y que cuentan con beneficios que no corresponden. “Hay que aumentar la base de cotización de los colombianos y eso significa que los programas le lleguen a todo el mundo, para que en Colombia todos los colombianos realmente aportemos al sistema”, dijo el congresista.