Tendencias

Hoy una Colombia que se juega su futuro en Rusia

Estará al mando de James Rodríguez y Juan Fernando Quintero.

James Rodríguez, el 10 de la selección Colombia

Tendencias Por: Portafolio

Liderada por las zurdas de James Rodríguez y Juan Fernando Quintero, y después de una exhibición contra Polonia (3-0), la Selección Colombia se juega su futuro en la Copa del Mundo de Rusia 2018 contra Senegal, en la tercera y última jornada de un Grupo H con todo por decidir.

Después del traspiés de la fecha inicial, cuando cayó ante Japón (1-2), en un duelo marcado por la temprana expulsión de Carlos Sánchez al minuto tres, el conjunto cafetero ha recuperado el pulso y la moral con su goleada sobre la Polonia de Robert Lewandowski, a la que, de paso, envió ya a casa. Calificado, a priori, como uno de los grupos más igualados del torneo, tres de los cuatro equipos del Grupo H llegan a la tercera y definitiva jornada con opciones de llegar a octavos: lo lideran Japón y Senegal, con cuatro puntos cada uno, seguido de Colombia, que tiene tres.

(Lea: ¿Cuánto ganaría la Selección Colombia si clasifica a octavos de final?

La Tricolor sellará matemáticamente su presencia en la siguiente ronda si se deshace de los Leones de Taranga, mientras que un empate podría servirle a ambos si Japón cae ante la ya eliminada selección polaca.

El conjunto de José Pékerman tiene la baja confirmada del centrocampista Abel Aguilar, que estará entre cinco y seis días fuera de los terrenos de juego por “un edema muscular sin hematoma en el abductor izquierdo”, según informó la Federación Colombiana (FCF); pero recupera a ‘La Roca’ Sánchez después de haber cumplido ante Polonia un partido de sanción por su expulsión frente a Japón.

(Lea: ‘Vinimos por más. No sería un buen resultado no pasar’: Pékerman

Así, la cuarta finalista de hace cuatro años en Brasil espera replicar en Samara el fútbol mostrado hace tres días en Kazán y, liderado por James y Quintero, apoyado en el poderío defensivo de Davinson y Mina, y confiado en el poder rematador de Falcao, aspira a deshacerse de Senegal para acceder a octavos.

Por su parte, el combinado africano necesita reafirmar la defensa después de un partido dubitativo y poco convincente contra Japón (2-2), pero sabe que un empate le serviría para estar en la siguiente ronda y que Colombia saldrá al ataque y con la necesidad de llevar el peso del encuentro.

“Si soy sincero, no jugamos nada bien. Creo que el mejor equipo sobre el césped fue Japón”, afirmó el seleccionador Aliou Cissé, capitán del equipo que hizo historia en el Mundial de 2002, tras el duelo con los nipones.

Así, ante Colombia se espera una reacción de los senegaleses, aunque Cissé apenas tocará el equipo que puso en liza en los dos primeros encuentros.

El futbolista del Liverpool, Sadio Mané, al que se le ha visto algúno que otro detalle en estas primeras dos jornadas, volverá a ser la referencia arriba en un ataque caracterizado por la velocidad y el buen toque de balón, con Ismaila Sarr y el jugador del Torino Mbaye Niang.