Tendencias

Cuatro ciudades de EE. UU. buscan revivir el turismo académico

Boston, Filadelfia, Los Angeles y Nueva York recobran su vocación en este tema.

Universidades

Tendencias Por: Portafolio

Cada vez más jóvenes en el mundo eligen destinos como Australia, Nueva Zelanda, Malta y Canadá para realizar sus estudios de inglés y de educación superior. Todo se debe a que la popularidad de Estados Unidos para ese propósito ha decrecido, y por el contrario, ese país es visto como destino para ir de vacaciones o a trabajar.

Es importante entender que la satisfacción de los estudiantes es proporcional a la cantidad de experiencias y herramientas que brindan algunos programas, pero también al entorno de las ciudades escogidas. Por eso ahora hay cuatro ciudades estadounidenses que están tratando de recobrar los viejos pergaminos y recobrar la condición de su nación como destino académico: Boston, Filadelfia, Los Angeles y Nueva York.

Al respecto María Fernanda Mora, cofundadora de Edulink, una agencia especializada en el tema y con más de 10 años de experiencia, señaló: “Seguimos creyendo que EE. UU. es un lugar clave para el aprendizaje del inglés, por eso existen ciudades allí que están apostando por mejorar la experiencia de los estudiantes y de aquellos que quieren perfeccionar el idioma”.

Boston no es solo reconocida internacionalmente por sus espacios mágicos y por ser una de las que más museos tienen, sino por ser de las mejores para el aprendizaje del inglés y para vivir una experiencia académica inolvidable.

Recibe estudiantes internacionales de todo el mundo, siendo los países asiáticos los que lideran, con un 21% de alumnos, seguidos de los europeos con 15% y América Latina con 11%, según FLS International.

“Ir a estudiar inglés a Boston asegura una interacción con otras culturas en ese idioma, pero además, garantiza vivir el día a día con nativos americanos, lo que supone un gran valor para quienes quieren tener buenos resultados”, dice Mora.

En la capital de Masachusets se pueden realizar actividades como: programas dentro universidades o colleges; acceso sin costo a los servicios de cada campus (biblioteca, cafetería, gimnasio y piscina); obtener certificaciones internacionales y talleres avanzados e intensivos en cortos periodos de tiempo.

Por su parte, Filadelfia, la antigua capital estadounidense, con sus contrastes, garantiza experiencia para todos los gustos. Los coreanos son los estudiantes foráneos que más residen allí, con un 20%, seguidos de Medio Oriente, con 19%.

FLS asegura que allí se puede aplicar a programas de voluntariado en donde se interactúa con gente de todo el mundo en espacios sociales, lo que incluso puede potenciar habilidades para las profesiones, algo que genera un valor agregado para la hoja de vida y para aquellos que a futuro quieran trabajar con ONG.

Los Angeles y New York, aunque son reconocidas como centros de entretenimiento para vacacionar y urbes de trabajo, posibilitan una experiencia diferente y única para quienes desean aprender inglés. Entre quienes las eligen, los asiáticos lideran la lista.

“Existen alternativas bastante llamativas para estos dos destinos como estudiar dentro de campus que ofrecen una experiencia 360 en el aprendizaje del inglés. Por ejemplo, en Nueva York, Saint Peter’s University es una institución jesuita privada que ofrece más de 50 licenciaturas, así como programas de pregrado, doctorado y maestría”,
cuenta Mora.