Tendencias

Farm Progress Show la mega maquinaria agrícola de EE.UU.

Se tomó el estado de Iowa, en medio de la dura guerra comercial que se da en el mundo.

Cosechadora

Tendencias Por: Portafolio

Cientos de stands, miles de personas y demostraciones de todo tipo fueron la carta principal del Farm Progress Show 2018, la mayor exposición de maquinaria agrícola de Estados Unidos, que este año se realizó en Boone, Iowa, en plena zona rural del gigante norteamericano.

La edición 2018, que se realizó la semana pasada, incluyó de todo: visitas y exposiciones de granjeros locales, demostraciones de maquinaria para siembra y cosecha (y muchas otras cosas) y desarrollo biotecnológicos, que ya se están utilizando en los países desarrollados, y se espera lleguen a Colombia en unos años.

Este fue el panorama que recibió a más de 125.000 personas durante los tres días que duró el evento y que tuvo más de 600 expositores de diferentes empresas y gremios, a la par de más de 1.000 empresas, de 45 países, participando activamente en el show.

EL ‘VERDADERO’ EE. UU.

Para llegar al lugar, fue necesario aterrizar en la capital de Iowa, Des Moines, y de allí tomar la carretera hacia el noroccidente durante casi una hora, que –vale decir– está rodeada de miles de hectáreas de trigo y frijol de soya, que inundan el territorio de los pueblos cercanos a Des Moines, tales como Johnston, Grimes, Granger, Madrid, Luther y, finalmente, el mismo Boone.

Este megaevento, que tiene más de seis décadas de historia, se realizó en el marco de dos coyunturas importantes para los productores de los Estados Unidos y, en general, del mundo: el posible acuerdo comercial entre EE. UU., Canadá y México (conocido como Nafta o TLCAN) y la dura guerra comercial entre China y Estados Unidos, siendo esta última la mayor preocupación de los agricultores locales.

La opinión fue casi generalizada y concluyó que el único resultado que dejaban los miles de millones de dólares de aranceles impuestos representaban igual número de pérdidas para la industria agrícola estadounidense. De hecho, el secretario de Agricultura de los Estados Unidos estuvo en el evento la semana pasada y le dio un parte de tranquilidad al sector nacional e internacional, que, en general, le reclamó por la necesidad de tener libre comercio y no ayudas estatales. Sobre esto, Sonny Perdue, jefe de la cartera, aseguró que está de acuerdo con que sería ideal que el libre comercio se diera de manera normal. “No hay ningún agricultor en Estados Unidos que no prefiriera tener un buen cultivo a un precio justo, en lugar de recibir un cheque del Gobierno”.

Sin embargo, agregó que teniendo en cuenta que la agricultura de EE. UU. depende fuertemente en las exportaciones, “es importante ayudar a los agricultores de a pie, afectados adversamente por la situación actual”, refiriéndose a los US$12.000 millones de ayudas anunciados por el presidente Donald Trump hace unos días.

LA OTRA INCÓGNITA 

En cualquier caso, los industriales norteamericanos aseguraron estar momentáneamente tranquilos por la coyuntura, a pesar de no desconocer que pasan por momento difíciles y han tenido que aplazar inversiones que tenían previstas para este año.

El posible acuerdo con el Nafta también estuvo en el radar de los visitantes del Farm Progress Show, quienes se mostraron más optimistas por la posible confirmación que se daría en unas semanas, aunque siguen cautelosos de lo que pueda pasar. Esto, no obstante, no fue impedimento para que se concretaran negocios por cientos de millones de dólares, durante los tres días del megaevento de maquinaria agrícola.

Sebastián Londoño Vélez
Boone, Iowa, Estados Unidos
Por invitación de la empresa Corteva Agriscience