Tendencias

Se necesitará de toda la ‘ternura’

Para el 2050 habrá unos 405 millones de migrantes internacionales y la cifra podría ser mucho más alta.

La mayor migración de la humanidad...

Tendencias Por: Portafolio

Para que se cumpla el Primer Pacto Mundial sobre migración que se hará La escritora nicaragüense Gioconda Belli decía que la solidaridad es la ternura de los pueblos y, en ese contexto, el mundo necesitará de toda su reserva para cumplir con el Pacto mundial para la migración segura, ordenada y regular que firmaron todos los países miembros de la ONU, menos por Estados Unidos, el pasado 13 de julio.

Es el primer intento que se hace para gestionar los flujos migratorios de forma integral a escala global pues se entiende que la migración es un fenómeno internacional y exige la cooperación de todos para ampliar el impacto positivo de la misma, según el Secretario general de la ONU, Antonio Gueterres.

El Pacto mundial suscrito, que los países firmantes adoptaran oficialmente en diciembre, contempla 23 metas entre las que sobresalen medidas contra la trata de personas (para evitar la separación de las familias), reconocer el derecho de los migrantes irregulares a la salud y educación en sus países de destino y que restablecen la cooperación entre países para abordar las causas que motivan la migración.

Igualmente, este acuerda “aumentar las vías para la migración regular, mejorar la protección de los migrantes y garantizarles servicios básicos”, afirma un comunicado de la ONU.

También incluye el compromiso de los Estados para mejorar su cooperación en misiones de búsqueda y rescate para salvar vidas de migrantes durante su travesía y garantizó que no se perseguirá legalmente a quienes den apoyo “exclusivamente humanitario” a los migrantes.

Además, compromete a los firmantes a “garantizar un regreso seguro y digno” a los inmigrantes deportados y a no expulsar a quienes se enfrentan a un “riesgo real y previsible de muerte, tortura u otros tratos inhumanos”, afirma el comunicado de la ONU.

No es un acuerdo vinculante pero si poderoso políticamente. No hay duda de que todos los estados firmantes se sentirán comprometidos y, en la práctica, beneficiados, afirmó Juan José Gómez Camacho, el embajador de México ante la ONU, quien lideró la negociación junto a su homólogo suizo.

“Hemos entendido que la única forma de abordar este fenómeno es a través de la cooperación. Para que funcione tiene que haber coherencia y armonía entre las políticas impuestas por un país de origen de destino. Eso es lo que le da sentido al pacto”, puntualizó.

Estados Unidos se retiró del Pacto en diciembre de 2017 por considerarlo “incoherente” con sus políticas migratorias pero el embajador Gómez espera que se adhiera más adelante porque ofrece soluciones y no impone obligaciones.

Investigadores consideran que las migraciones son enriquecedoras pues plantean nuevos retos de integración social y convivencia democrática entre colectivos humanos con diversidad étnica, religiosa y cultural, y que el Pacto firmado fue la mejor solución al ser fenómenos que se registran históricamente en todo el mundo.

ES IMPORTANTE PREPARARSE 

La migración es y será uno de los grandes temas políticos, económicos, sociales y humanitarios en el mundo en este siglo y, por eso la ONU impulsó la firma de un pacto mundial para enfrentarla.

Es, también, un fenómeno en crecimiento y que, sin duda, necesita del concurso de todos para evitar el temido choque de civilizaciones y para derrotar la legión de demonios que se aprovechan de las migraciones para violar todos los derechos humanos y cometer un ramillete de crímenes atroces como la trata y tráfico de seres humanos.

La migración es un asunto de creciente importancia en todo el mundo y la ONU considera que debemos prepararnos globalmente para enfrentar muchos éxodos como el venezolano.

Estima que para el 2050 habrá unos 405 millones de migrantes internacionales y admite que la cifra podría ser mucho más alta si se mantiene la tendencia en ascenso pues el número de inmigrantes se duplicaron en países como Estados Unidos y Alemania, dos de los grandes receptores de inmigrantes, en los últimos 25 años.

En el proceso de negociación del Pacto Mundial se derrumbaron muchos mitos existentes en el imaginario colectivo sobre el que las migraciones sólo se producen de países del sur hacia naciones del norte. De pobres a ricos. Se confirmó que la mayor parte de las migraciones es exclusivamente intrarregional, sur-sur.

“En América Latina un 60% de la migración se produce dentro de la región, en África es un 75%”, especifica el embajador Gómez.

Otro de los mitos que se desintegró fue el relativo al peso que representarían los migrantes para los países que los acogen y a los que contribuyen de forma extraordinaria.

“Las remesas, tan importantes para algunos países, solo representan un 15% de los ingresos del migrante; el otro 85% se queda en el país de destino”,
afirma el diplomático mexicano.

Actualmente hay 250 millones de emigrantes en el mundo que representan un 3,3 por ciento de la población mundial pero que contribuyen con el 9 por ciento al PIB mundial, con casi 7 trillones de dólares al año, según la ONU.

Los migrantes, de acuerdo con el embajador mexicano, “tienen que ser reconocidos no solo porque son seres humanos y sus derechos tienen que ser respetados en todas partes, sino porque además, son contribuyentes centrales en el desarrollo internacional” efectivo en diciembre, tras la cumbre mundial de la ONU en Marruecos.

Gloria Helena Rey