1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Tendencias

Colombianos renuncian al sexo antes que a su smartphone

Así lo determinó un estudio realizado por Motorola en el que se determinó el nivel de adicción de los ciudadanos a su teléfono móvil.

Consejos para comprar un smartphone

Luego está el nivel uno: Sapiens. Apenas utilizan su teléfono para lo básico: hacer llamadas.

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
julio 23 de 2018 - 05:39 p.m.
2018-07-23

¿Siente que pasa muchas horas al día revisando su celular? ¿Lo primero que hace al levantarse es mirar las notificaciones?

Para entender cómo es la relación entre la vida cotidiana de los colombianos y los teléfonos inteligentes, Motorola realizó una encuesta y determinó que el nivel de adicción es tal que el 48 por ciento de los colombianos prefieren renunciar a tener sexo durante un mes antes que a su teléfono móvil.

(Lea: El uso del 'smartphone' en Colombia es para entretenimiento)

Resulta curioso, además, que más del 33 por ciento admitió que el smartphone es su mejor compañero en el baño. De hecho, el 23 por ciento de los usuarios afirmaron que revisan su smartphone durante un funeral y el 19 por ciento, que lo miran mientras se bañan.

La investigación, que tuvo en cuenta la opinión de 24.000 usuarios entre los 10 y 70 años de edad, reveló que de los cinco perfiles de usuarios establecidos en el país, el más común fue el nivel 3: dependiente. Con el 38 por ciento, estas personas definen cuándo y dónde utilizar o no el teléfono; sin embargo, sienten ansiedad cuando queda 10 por ciento de la capacidad de la batería.

(Lea: Los 10 usos más comunes que los colombianos le dan a sus celulares

El segundo grupo más numeroso en Colombia, con un 34,6 por ciento, es el nivel 2: Consciente. Estas personas viven con su celular, no en él. Utilizan inteligentemente el teléfono para ahorrar tiempo y energía que podrían invertir en cosas que realmente les importan.

La tercera categoría que registró más usuarios fue el nivel cuatro: Enamorado. Las personas que comparten este perfil tienen un romance llamado “ellos y su teléfono”. En esta etapa, tienen el riesgo de deslizarse por la pendiente hasta llegar a la obsesión. “Su teléfono nunca está apagado; en las noches, junto a su cama, a veces se sienten multitareas cuando en realidad se multidistraen”, reza la investigación. En esta clasificación se registró un porcentaje de 17,76 por ciento.

Luego está el nivel uno: Sapiens. Apenas utilizan su teléfono para lo básico: hacer llamadas. No envían mensajes porque consideran más práctico realizar una llamada. Tienen cuentas las redes sociales, aunque en realidad muy poco las utilizan. Esta categoría registró ser un 8,73 por ciento de los colombianos.

Vale la pena reconocer que el nivel que registró menos usuarios fue el cinco: Fánatico. Los usuarios que se asocian con este perfil nunca dejan de utilizar su teléfono; es lo primero que revisan en la mañana, antes de dormir.

“Separarse de su móvil, aun por solo algunos minutos, los hace sentir estresados. Esta es una realidad negativa, ya que la relación con su celular está eclipsando la valiosa relación que sostienen con sus familiares y amigos”, señaló la publicación.

¿CÓMO ESTÁ LA REGIÓN?


Motorola también realizó el estudio en México, Brasil, Argentina, Chile y Perú, y encontró que el 54 por ciento de los latinoamericanos estarían dispuestos a renunciar durante un mes a su smartphone antes que al sexo. Aunque eso también signifique que casi la mitad prefiere lo contrario.

De otro lado, el 15 por ciento de los usuarios en la región pasan las 24 horas de su día con el dispositivo al alcance de la mano. Además, el 65 por ciento de los participantes de América Latina revisan su teléfono en busca de notificaciones antes de levantarse por la mañana y un 74 por ciento dijo que probablemente revisaría su celular en cuanto uno de sus amigos también lo haga.

TECNOLOGÍA

Compartir