1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Tendencias

La nueva imagen de la marihuana

El uso de esta planta mueve miles de millones de dólares cada año.

Marihuana

Semillas, pomadas y medicinas, son algunos derivados de la marihuana que se han ido fortaleciendo en diferentes ciudades de Estados Unidos últimamente.

123RF

POR:
Cecilia Rodríguez
febrero 01 de 2018 - 10:00 p.m.
2018-02-01

Este mes en San Francisco, California, donde el uso recreacional de marihuana es legal, una nueva empresa de turismo inicia operaciones ofreciendo “tours de cannabis” a los cuales los interesados se pueden inscribir por internet.

Con máximo 10 personas por grupo y duración de cuatro horas y media los tours tienen un costo de US$295 por persona y están dirigidos a visitantes nacionales e internacionales que tienen curiosidad sobre la yerba, pero no saben por dónde empezar.

(Lea: Los retos para ser potencia mundial en cannabis de uso medicinal)

Turismo es solo uno de los sectores que están encontrando espacio acogedor en la floreciente industria de la marihuana legal. En San Francisco hay bares que ofrecen cocteles con infusión de cannabis, restaurantes especializados en recetas a base de marihuana y spas donde la gente puede consumirla en un ambiente confortable.

‘Consumir’, no ‘fumar’ porque marihuana se fuma menos y menos. En cambio, se come, se bebe, se inhala con vaporizadores que no producen humo, se chupa en pastillas, se mastica en chicles, se aplica en ungüentos, se frota en pomadas, se administra en gotas bajo la lengua.

(Lea: Cannabis medicinal pinta bien en inversión y exportaciones

Todos esos productos hacen parte de la inmensa variedad de invenciones ofrecidas por innumerables nuevas empresas que están transformando la imagen de la marihuana y convirtiendo la industria en la gran bonanza comercial del futuro.

Los expertos en el sector predicen que la marihuana legal es el próximo internet. Una nueva oportunidad de mercado sin restricciones que solo está esperando la aparición de sus propias grandes marcas o sea el equivalente de Mercado Libre para la yerba.

(Lea: Sierra Nevada de Santa Marta: de la marihuana y la coca, al cacao

Según las cifras más recientes, el crecimiento de la industria legal de marihuana supera las expectativas hasta de sus mayores impulsores. Se calcula que en Estados Unidos los consumidores van a gastar más de $10.000 millones en marihuana legal en 2018 y casi $23.000 millones en 2021.

Libre de papel, pipas, enrollados y el resto de parafernalia, los nuevos métodos, en particular los vaporizadores portátiles, están transformando la imagen y las maneras de usar la yerba y ayudando a captar una audiencia mucho más amplia y variada gracias a que producen solo una fracción del olor, son portátiles, se ocultan fácilmente y son muy fáciles de usar. Vienen además en sabores variados y contienen diferentes compuestos de cannabis para producir distintos efectos.

En el próspero mercado legal, las nuevas empresas están cambiando la idea de marihuana como droga usada por ‘jíbaros’ y hippies a la de sustancia saludable del futuro, la panacea para una sociedad ansiosa y tecnológicamente obsesionada.

La marihuana como cura para los males de nuestro tiempo, el ungüento para cada dolencia, el bálsamo para cada estado de ánimo. “Hola marihuana, adiós a la ansiedad”, “Hola marihuana, adiós al dolor”, “Hola marihuana, adiós al insomnio”, se lee en vallas publicitarias instaladas recientemente en California por una de las compañías de productos a base de marihuana, cuyas ventas por internet se han multiplicado desde el comienzo del año.

Tras la publicidad, hay estudios mostrando que la marihuana puede ayudar con problemas que van desde los mencionados en las vallas, hasta otros relacionados con la libido y la creatividad. Se calcula que unos 44 millones de personas en Estados Unidos consumen productos del cannabis.

En términos económicos, el crecimiento de la industria ha sido calificado de ‘robusto’ y según las encuestas se trata del mercado de más rápido crecimiento. Se estima que la industria legal generó US$2.400 millones en ventas en el 2014, un 74% más que en el 2013 y que el crecimiento continuará porcentualmente al menos un dígito por un año durante el resto de la década. 

En Colorado, el primer estado en aprobar legalización total, hubo un crecimiento de 42% en ventas en 2015, más de 30% de crecimiento en 2016, y 15% el año pasado. Eso se tradujo en US$135 millones en ingresos fiscales recaudados por el estado en 2015, casi US$194 millones en 2016 y US$247,4 millones el año pasado. El informe más reciente de la revista especializada Marihuana Business Daily, pronostica que las ventas de marihuana legal avanzarán 45% en 2018.

Con más legalización, crecimiento constante de las ventas y cambio de la imagen de la marihuana entre el público, es inevitable que los inversores tomen nota. Hasta no hace mucho era difícil para nuevas empresas de cannabis encontrar inversores dispuestos a entrar en el sector. La corriente ha cambiado radicalmente y grandes capitales están entrando en el negocio.

En Canadá, donde la marihuana para uso médico es legal y donde el primer ministro, Justin Trudeau, está presionando para que se legalice para uso recreativo con pronósticos de que será aprobada en julio, las acciones de empresas relacionadas con cannabis han mantenido alzas continuas.

Canopy Growth, por ejemplo, un productor de marihuana medicinal, comenzó en 2016 a 1,76 dólares canadienses por acción y ahora se cotiza a 23,60 dólares canadienses. Las acciones de MedReleaf, otro productor, han subido un 153% desde el debut bursátil de la compañía en junio.

Cecilia Rodríguez
Especial para Portafolio

Compartir