1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Lujo

Jinba-Ittai: la fusión de carro-conductor

Ser ‘uno con el vehículo’ es posible gracias a desarrollos que constituyen el alma del nuevo Mazda 6.

especial mazda - nota 2
POR:
Portafolio
diciembre 15 de 2016 - 04:27 p.m.
2016-12-15

Jinba-Ittai en japonés significa ‘jinete y caballo en perfecta unidad’ y es la esencia con la que Mazda desarrolla sus vehículos para entregar una experiencia única de manejo. Se trata de lograr la unión en perfecta armonía entre el conductor y el vehículo, logrando que responda fielmente a los comandos del conductor, con seguridad y un desempeño ambiental superior.

El nuevo Mazda 6 es el máximo exponente de esta filosofía de desarrollo, pues al igual que un caballo bien entrenado que entiende la intención de su jinete, responde con precisión a comandos de quien lo conduce.

Este ‘mantra’ de la marca está presente en cada uno de los puntos de contacto entre el vehículo y sus ocupantes, lo cual facilita una mayor maniobrabilidad, menos fatiga y mayor seguridad. Por ejemplo el carro corrige las curvas del piloto con una función inteligente.

FILOSOFÍA EN ACCIÓN

Por ejemplo, la dinámica de manejo del Mazda 6 de nueva generación es el resultado de la filosofía de desarrollo centrada en las personas, debutando con el exclusivo sistema de Control G-Vectoring (GVC) para entregar una fluida experiencia de manejo.

El GVC ajusta el torque del motor de acuerdo con los movimientos de la dirección realizados por el conductor para generar una transición de fuerzas G sobre el cuerpo y distribuir dinámicamente la carga vertical sobre las ruedas entre el eje delantero y trasero.

Esta transferencia de la carga no solo optimiza el agarre de los neumáticos delanteros y traseros para aumentar la respuesta y la estabilidad de acuerdo con las intenciones del conductor, sino que el GVC lo hace de modo tan suave y natural que ni el conductor, ni los pasajeros sienten la más mínima incomodidad. Es decir, brinda a todos los ocupantes un viaje más suave, sin movimientos bruscos.

Gracias a esta distribución dinámica de la carga, el GVC reduce en gran medida la necesidad de correcciones de la dirección, permitiendo al conductor mantener la línea elegida con mayor confianza y menor fatiga en los viajes largos. Todo un ejemplo de filosofía Jinba-Ittai puesta a la orden de la tecnología.

Otro ejemplo claro del Jinba-Ittai es que el nuevo Mazda 6 dispone del más avanzado sistema de Asistencia Inteligente de Frenado en Ciudad Delantero y Trasero (SCBS), el cual determina cuando la distancia con el vehículo que se encuentra adelante es peligrosamente corta, accionando los frenos para evitar o reducir el impacto a velocidades entre 4 y 80 km/h; y a velocidades entre 10 y 80 km/h detecta peatones, lo cual da una sensación de conexión y seguridad integral al piloto con su vehículo.

La sensación Jinba-Ittai se aprecia en cada aspecto del carro, pues incluye innovadores desarrollos en el sistema de escape, pistones e inyectores, reducción en la fricción y en el peso, e incluso repercuten de manera positiva en el exterior, por ejemplo en los espejos, que ahora son abatibles y automáticos.

Compartir