1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Contenido Patrocinado

Flora y fauna, protegidas en operaciones del sector minero

Identificación y registro de especies, viveros orgánicos, monitoreo de caudales y siembra de árboles son algunas acciones desarrolladas por el sector.

Fauna y flora

Tigrillo en el Proyecto Buriticá Continental Gold

ACM

POR:
ALEJANDRO RAMÍREZ
octubre 01 de 2019 - 12:00 a.m.
2019-10-01

La conservación y protección de las áreas en donde las compañías mineras realizan sus actividades es una prioridad. Las políticas ambientales y programas orientados a cuidar la fauna y la flora de las áreas de influencia son fundamentales para el desarrollo de este sector legal y formal.

En Antioquia, organizaciones como Continental Gold, GranColombia Gold, Mineros S.A. y AngloGold Ashanti vienen adelantando diversas acciones en este sentido con el resguardo de especies animales y vegetales, siembra de árboles y monitoreo de caudales, entre otras.

Recientemente Continental Gold firmó un pacto con las corporaciones ambientales Corantioquia y Corpourabá por la conservación de felinos en el Occidente, entre los que están Tigrillo (Oncilla), Ocelote, Margay, Puma y Yaguarundí, que fueron identificados en el área de influencia del Proyecto Buriticá.

Con este pacto se busca contribuir a desarrollar estrategias para una convivencia armoniosa entre los felinos silvestres, el ser humano y sus actividades productivas. En Antioquia están las seis especies de felinos que hay en Colombia.

“Este año sembramos 2.082 árboles alrededor del Proyecto. Nuestro vivero cuenta con 3.696 individuos para enriquecer áreas forestales alrededor del Proyecto, de los cuales 991 corresponden a especies protegidas (656 diomatos y 335 cedros de montaña)”, destaca Continental Gold.

De otro lado, en Remedios, GranColombia Gold –con su Proyecto Hacienda Curuná– en asocio con Agroindustriales está desarrollando el Vivero Orgánico más importante del Nordeste antioqueño, un proyecto que hace parte de la iniciativa ‘Biodiversidad y Agua para el Futuro’.

Así, más de 300.000 plántulas y semillas de cacao, plátano, árboles nativos, maderables y hortalizas, contribuyen a la reforestación de áreas degradadas por la extracción ilícita de minerales, así como a la formación de corredores ecológicos o túneles verdes para el paso de la fauna en la región.

Mineros S.A., por su parte, cuenta entre sus acciones de protección de flora y fauna silvestre el trabajo con árboles de cativos (esta especie es endémica para la región y se encuentra en peligro de extinción, de los que ya han sembrado 450.000).

Igualmente tiene programas como el de parcelas agroforestales, un modelo único en Colombia para la recuperación de suelos; el de conservación de la tortuga de río (más de 17.000 tortuguillos sembrados en complejos cenagosos del municipio de Nechí), y el de limpieza de humedales (110.000 metros cuadrados de cuerpos de agua conservados, con la participación de 35 familias de los territorios intervenidos).

AngloGold Ashanti, a su turno, sostiene que durante la exploración del proyecto Minera de Cobre Quebradona se han realizado cerca de 90 plataformas de exploración de aproximadamente 100 metros cuadrados cada una, las mismas que son recuperadas y rehabilitadas con pastos, árboles y/o cultivos, después de realizar la perforación.

También informan que se realizarán actividades de compensación para promover la recuperación y rehabilitación de 1.972 hectáreas, ubicadas en áreas que permitan mejorar la conectividad de la fauna silvestre y conservar las áreas de bosque que se han ido perdiendo. “Esta será la inversión más grande en la historia del municipio para proteger su capital ecosistémico”.

Flora y Fauna

Gran Colombia Gold

ACM

En el norte del país

En la zona norte colombiana compañías como Prodeco, Drummond Ltd., Cerro Matoso y Cerrejón hacen lo propio, algunas en alianza con Corpocesar y Corpoguajira.

Prodeco tiene como base de su gestión el cumplimiento de los compromisos adoptados en los Planes de Manejo Ambiental (PMA) de cada operación, en el que se adelantan medidas orientadas a prevenir y mitigar los impactos generados sobre los componentes de la biodiversidad, así como al cuidado y conservación de la flora y fauna presentes en el área de influencia de sus operaciones.

En una alianza estratégica con Corpocesar, adelanta el monitoreo y seguimiento de la biodiversidad, dentro de las áreas naturales que hay al interior de las concesiones mineras de La Jagua y Calenturitas. Este proyecto ha dado como resultado el registro de 263 especies: 173 aves, 47 mamíferos, 19 anfibios y 24 reptiles.

Mientras que Drummond Ltd. realiza anualmente monitoreos bióticos para determinar el estado de las comunidades florísticas y faunísticas de sus proyectos mineros, los cuales están a cargo de profesionales expertos de la Fundación Hidrobiológica George Dahl, organización que forma parte de la Red de Fauna del Cesar, creada por la Corporación Autónoma Regional de Cesar (Corpocesar).

En lo que respecta a Cerro Matoso (en Córdoba), la organización destaca que en los tres últimos años han sembrado más de 200 mil árboles en diferentes arreglos forestales, impactando positivamente en más de 200 hectáreas de suelo que antes era usado para ganadería; todas estas tareas se realizan con personas de las comunidades del área de influencia.

Cerrejón, en La Guajira, además de promover el cuidado de los ecosistemas firmó un memorando de entendimiento con 10 asociaciones y organizaciones comunitarias de vigías ambientales del departamento y la autoridad ambiental regional, Corpoguajira, para lograr –a través de acuerdos de conservación– proteger de manera conjunta más de 350 hectáreas de bosque y recursos naturales de siete áreas protegidas de la región como las Reservas Forestales Protegidas de Cañaverales y Montes de Oca; los Distritos de Manejo Integrado del Delta río Ranchería, Perijá, Cuenca Baja del río Ranchería, Bañaderos y Musichi.

Cayanensis

Cayanensis

ACM

En Santander

Minesa, que opera en la provincia de Soto Norte, ha querido rehabilitar parte del ecosistema donde tiene influencia y además proteger las fuentes hídricas. El principal desarrollo de protección de la flora y fauna ha sido en 70 hectáreas que pertenecen a la empresa y es donde se encuentra ubicado el campamento en las fincas La Higuera y Monserrate.

Además “cuando la comunidad o el equipo ambiental de la compañía se encuentra una especie animal en algún estado de vulnerabilidad, se rescata y libera en el área de compensación, que son las 70 hectáreas. Gracias a este trabajo de compensación, se ha logrado mayor avifauna (avistamiento de aves), lo que ha favorecido la dispersión de semillas nativas”, explica la empresa.

Estos ejemplos dejan ver las acciones concretas e inversiones que están haciendo las compañías mineras en los territorios en los que desarrollan sus operaciones, donde evidencian un verdadero compromiso de conservación de los recursos naturales, al tiempo que se desarrolla su actividad económica de manera sostenible.


Compartir