1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Así se fijan los precios de los tiquetes aéreos en Colombia

El director de la Aeronáutica Civil explicó cuáles son las variables que se tienen en cuenta para establecer el precio de un pasaje aéreo.

Juan Carlos Salazar, director de la Aeronáutica Civil

Juan Carlos Salazar, director de la Aeronáutica Civil.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 19 de 2019 - 02:17 p.m.
2019-06-19

El cierre definitivo de la vía al Llano volvió a poner en evidencia cómo en algunas épocas del año y en algunos eventos coyunturales como este, el precio de los tiquetes aéreos puede llegar a triplicar su valor comercial respecto a un día normal o de temporada baja.

En los últimos días, cientos de usuarios han venido quejándose, sobre todo en redes sociales, de que un tiquete puede llegar, incluso a los $900.000, en un trayecto que no sobre pasa la media hora de vuelo trayecto.

(El costo de tener cerrada la entrada de la mayor despensa del país). 

Sin embargo, según Avianca y EasyFly, las dos aerolíneas privadas que cubren esta ruta, el precio promedio de un tiquete a ese destino oscila, en estos días, entre $175.000 y $389.000.

En un ejercicio práctico, Portafolio.co evidenció que la tarifa más alta sobrepasa los $900.000 ida y vuelta (ver imagen).

Tiquete a Villavicencio

Tiquete a Villavicencio

¿Pero por qué ocurre eso si como una de las medidas a la emergencia se dispuso un tope tarifario y aumentó también el número de sillas disponibles, lo que supondría una reducción?

La respuesta estaría en que son los impuestos los que más aumentan la tarifa de un tiquete aéreo. Sin embargo, no es la única razón. Su precio, como en todos los vuelos, varía según la demanda, los costos operativos, las tasas e impuestos y la utilidad de la aerolínea.

En una entrevista con la agencia EFE, el presidente ejecutivo de Viva Air, Félix Antelo, manifestó que en el país el 70% del valor de un tiquete corresponde a impuestos.

('En Colombia el 70% del valor de un tiquete corresponde a impuestos'). 

Según el ejecutivo, el Gobierno colombiano debe tomar nota del costo de operar en el país, que es sustancialmente más costoso que en otros países.

“Desde Barranquilla tenemos tarifas a Bogotá y Medellín desde 70.000 pesos y 80.000 pesos, respectivamente, y de ese valor el 70% corresponde a impuestos, es decir, que a la aerolínea le quedan entre 15.000 pesos y 20.000 pesos”, agregó Antelo.

Para conocer cómo se fijan las tarifas y aclarar qué variables entran a jugar a la hora de establecer el costo de los pasajes, Portafolio.co entrevistó a Juan Carlos Salazar, director de la Aeronáutica Civil, quien explicó cómo están repartidas las tarifas para aerolíneas, Gobierno y operadores.

¿Cómo está el panorama para las aerolíneas y qué factores se tienen en cuenta para fijar el costo de un tiquete aéreo?

Lo primero que hay que aclarar es que esta es una industria con un alto nivel de costos fijos. Los costos fijos son multibillonarios.

Por ejemplo, la aeronave es un activo que vale entre 30 y 40 millones de dólares. Los costos de operación de las empresas del sector son principalmente en moneda extranjera (dólares o euros) y son compañías que están afectadas por una altísima estacionalidad. Eso quiere decir que hay épocas del año en las que la demanda está altísima y todo el mundo quiere viajar a la misma hora, el mismo día, pero también hay temporadas muy quietas, en las que muchos aviones están quietos y generan pérdidas. Todos estos factores producen mayores dificultades o retos respecto a fijar un precio en las tarifas aéreas.

En el tema de costos, la evolución han llevado a que los precios no sean fijados por una autoridad sino que sean establecidos por la competencia del mercado, lo que ha llevado que en esta industria aparezca el sistema multitarifas o ‘familias tarifarias’ y servicios diferenciados.

En el mercado hay aerolíneas que ofrecen ‘servicio completo’ en el que la gente escoge su asiento, puede llevar maleta y en la que en los vuelos ofrecen alimentos y bebidas. Hay otras compañías ‘de bajo costo’ que brindan sólo a los viajeros una silla y por eso deben pagar los otros servicios.

Esta es una industria que depende mucho de la demanda.

¿Hacia dónde van los impuestos que cobran las aerolíneas?

En una tarifa aérea hay varios cobros por diferentes conceptos. Hay cobros que hacen parte de la tarifa misma como los que tienen que ver con la recuperación de los costos del combustible, que va a la aerolínea.

Imagínese, en este momento en la industria del transporte aéreo mundial hay una situación que está afectando el sector, que es el incremento en los precios del combustible por los costos del petróleo. Además, en Colombia se junta en este momento otro fenómeno y es la alta devaluación del peso. Hay que tener en cuenta que esta es una industria que en algunos casos el 80% de sus costos son dolarizados.

A eso hay que incluirle los seguros, los leasing, el combustible mismo que tiene un precio fijado en dólares.

Adicional a esto, están todos los cobros del uso de la infraestructura aeronáutica y aeroportuaria. Así mismo están las tasas aeroportuarias que son los costos que tiene que pagar cada pasajero por el uso de la infraestructura y otros valores de impuestos como el IVA y el impuesto de timbre conocido popularmente como el impuesto de salida.

Todo eso termina incrementando los costos de los tiquetes aéreo y la destinación de esos recursos es distinta.

Parte de la tarifa va para la aerolínea, otra parte, la del uso de la infraestructura aeroportuaria, va para un concesionario, en el caso de los aeropuertos concesionados, o a la Aeronáutica Civil para los aeropuertos que son operados por nosotros.

Los impuestos como el impuesto de timbre y el IVA van al tesoro nacional que están reglamentados por ley.

¿Y la demanda?...

En este negocio, las aerolíneas destinan las aeronaves en la medida que haya la demanda para ese servicio. Si no existe la demanda pues no se disponen aeronaves.

El mensaje para los viajeros a Villavicencio es que las rutas ya se están abriendo.

Es bueno que planifiquen con anticipación sus vuelos y comparen las distintas ofertas, comparen los precios de las aerolíneas, las fechas y horas y con seguridad van a conseguir buenas ofertas competitivas y razonables.

¿Si la Aerocivil no puede fijar precios, cuál es su función?

Nosotros ejercemos un seguimiento, una vigilancia para que no se vayan a presentar prácticas restrictivas de la competencia y por otro lado impulsamos la competición en estos mercados y nos aseguramos que los usuarios van a tener garantías.

Pero no podemos entrar a fijar precios porque el Estado colombiano no puede asumir costos de las aerolíneas.

Si nosotros por ejemplo les decimos a las compañías que prestan servicios aéreos que deben cobrar 50 mil pesos por un trayecto, por ejemplo, la industria va a pedir que el Estado asuma los costos de combustibles, impuestos, seguros, en fin, y eso es inviable.

Pero sí somos muy estrictos en la regulación. Podría decirse que este es el sector más regulado del mundo pues tiene que ver con la seguridad de las operaciones aéreas. Regulamos, pero no intervenimos en la fijación de precios.

¿Está fijado un porcentaje de impuestos en un pasaje aéreo?

Eso varía. Dependiendo si la tarifa de la aerolínea es su tarifa básica o su tarifa más alta. Hay unos valores porcentuales como el del IVA y otras tarifas fijas, pero no se podría decir que la mitad o el 70 o el 80 por ciento son de impuestos. Eso es varía.

El mensaje para los usuarios del transporte aéreo es que esta es una industria muy compleja, que tiene altos costos y que su dinámica depende de la oferta y la demanda. Por eso, si buscan precios bajos lo más recomendable es que lo hagan con tiempo, de manera planificada y viendo todas las opciones del mercado. Lo peor es dejar todo para última hora.

Compartir