1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

'Con la migración hemos encontrado perfiles que antes no se hallaban'

Francisco Unda, gerente Andi Norte de Santander, cuenta que a pesar del cierre fronterizo y la migración venezolana las empresas se han fortalecido.

Venezuela - éxodo

Se espera que la migración venezolana aumente en los próximos dos años.

AFP

POR:
Portafolio
junio 07 de 2019 - 10:05 a.m.
2019-06-07

No hay duda que el cierre de la frontera y la migración venezolana le han pasado factura a Norte de Santander, pero esta situación también ha sido una oportunidad para que la industria del departamento se fortalezca, se cambie la estructura productiva y se generen los empleos que necesita la región.

(Lea:Voluntarios de las empresas se unen para construir país en Cúcuta)

Francisco Unda, gerente Andi Seccional Norte de Santander, habló con Portafolio.co de los retos que ha enfrentado el sector empresarial que para salir fortalecido, mientras se reactiva el flujo comercial natural que había entre Colombia y Venezuela.

(Lea: Amplían cupos de combustible con beneficio en la frontera)

“Económicamente Cúcuta y Norte de Santander han empezado a tener una transición”, dice, entre otras cosas.

¿Se puede ver un lado positivo al cierre de la frontera y la migración en la región?

Estamos convencidos que con las migraciones siempre llegan conocimientos que no se tenían y que la diversidad cultural siempre es un activo de una sociedad, además, del bono demográfico que esto significa.

Colombia tiene ahora mucha más capacidad de trabajo y mano de obra para sacar adelante el país. Sin embargo, esto no significa que no haya tensiones y dificultades que son naturales de las migraciones. Nosotros vemos a mediano plazo la migración como un factor potencial de aumento de las capacidades económicas de la región.

¿Qué pueden resaltar como sector empresarial?

Hemos encontrado perfiles que antes no se hallaban. Personas capacitadas para desarrollar ciertos trabajos que no había en la región porque la costumbre es vivir del contrabando y la informalidad dado que hay personas que encuentran más rentabilidad en esas labores.

¿Qué retos han encontrado en ese proceso?

Hay personas que no tienen los papeles en regla para trabajar y algunas personas las contratan. Eso evidentemente es un riego muy grande para población laboral y para los empresarios que irresponsablemente les dan trabajo porque se pone en riesgo la estabilidad de la empresa por las sanciones.

¿Cómo han compensado los empresarios el cierre de la frontera?

Económicamente Cúcuta y Norte de Santander han empezado a tener una transición. El cierre de la frontera evidentemente tiene unos impactos, pero eso ha servido para fortalecer el sector empresarial.

Concretamente, ¿qué sectores?

El primero y el más importante de todos fue el sector textil, que en la frontera era muy fuerte. También muchas empresas de alimentos han empezado a tener un crecimiento importante porque antes muchos víveres eran importados de Venezuela o traídos de contrabando.

Como la frontera cerrada no permite que tengamos ese flujo natural de comercio y en Venezuela se producen cada vez menos alimentos, pequeñas productoras locales han aumentado ese proceso de una manera que ha redundado en la generación de empleo en la región y también se ha ido cambiando de apoco la estructura productiva regional.

¿En cuánto estiman ese flujo de migrantes?

Las cifras son difíciles de estimar, pero podemos decir que un municipio como Villa del Rosario aumentó su población en 30% en los últimos tres años. En Cúcuta y su área metropolitana puede haber unos 100.000 venezolanos.

Compartir