1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empleo

La retroalimentación debe adaptarse a cada generación

Trabajar con equipos multigeneracionales puede ser un reto para los jefes, pero también una oportunidad para aprender de cada generación.

Hay que hacer una retroalimentación constante.
POR:
Portafolio
octubre 11 de 2019 - 08:06 p.m.
2019-10-11

Hoy en día, la diversificación de los equipos de trabajo pone en cuestión el trato que las compañías tienen hacia sus empleados. Muchos procesos, como la retroalimentación, deben ser modificados según los distintos perfiles, intereses y rasgos de las personas.

Esta conversación, en la que se resaltan fortalezas y se identifican debilidades, debe realizarse teniendo en cuenta al empleado al que se dirige. No es lo mismo hablarle a un empleado de mayor edad que a uno recién graduado.

Si quiere cambiar de trabajo, registre aquí su hoja de vida

Para los ‘baby boomers’, que nacieron entre los años 40 y 60, y la generación X, personas nacidas entre los 60 y 80, el “enfrentarse a una búsqueda de empleo y cambios constantes puede ser complicado. Con ello, la retroalimentación debe brindar estabilidad y seguridad entre la compañía y el empleado. Asimismo, son los que mejor aceptan las críticas y los más receptivos”, comenta Francisco González, director regional de The Bonding.

El trabajo de los empleados ‘millennials’ está motivado por los constantes avances tecnológicos, las oportunidades de crecimiento y aprendizaje que puedan obtener de las empresas. Esta generación espera que la retroalimentación sea individual y un momento en el que se le presenten métricas precisas y sobre todo, cuantitativas.

Con elempleo VIP se destaca su currículo 

Además, para ellos es fundamental sentirse parte de la empresa, donde se proyectan y esperan aportar constantemente. Según González, “hay que resaltar las cosas buenas y los puntos a mejorar, pues desean aprender, pero hay que evitar desmotivarlos y generarles incertidumbre. Al no estar motivados o cómodos pueden desertar; si sienten que su jefatura solo los critica empezarán a buscar otras opciones en el mercado laboral”.

Ahora, la generación más reciente o los ‘centennials’, se caracterizan por vivir en la inmediatez, no se aferran a un trabajo o funciones que no los estimulen constantemente. De igual manera, esperan que su trabajo les brinde una excelente calidad de vida y suelen tomar decisiones de manera más impulsiva.

Ya que los más jóvenes tienen en sus manos “más información y buscan beneficios laborales y nuevos países para trabajar, el ‘feedback’ debe hacerse de manera periódica, rápida y se deben proponer nuevos desafíos, para generar mayor retención laboral en esta generación”, explicó el experto a elempleo.com.

En definitiva, la retroalimentación siempre debe estar encaminada al crecimiento de cualquier empleado; el ‘feedback’ también sirve para conocer la experiencia, inconformidad o satisfacción que sienta el trabajador en la empresa donde trabaja, así como las proyecciones que tenga.

Juan David Castro
Contenido@elempleo.com

Compartir