1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

En nuevo modelo de Uber, la responsabilidad es del usuario

El esquema de arrendamiento de vehículo pone al pasajero a asumir pagos como multas, servicios de grúa, entre otros.

Uber

El 20 de diciembre de 2019, la compañía perdió una demanda por competencia desleal.

Archivo particular

POR:
Portafolio
febrero 21 de 2020 - 08:00 p.m.
2020-02-21

Tras haber interrumpido sus servicios de transporte en Colombia durante 19 días, Uber cogió por sorpresa a muchos este jueves 20 de febrero cuando anunció su regreso al país bajo un nuevo modelo.

(Lea: El retiro de Uber solo le duró 20 días, volvió con nuevo plan)

Es preciso recordar que la compañía de origen estadounidense, tras perder una demanda contra Cotech (Taxis Libres) por competencia desleal el 20 de diciembre, ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), decidió anunciar que se retiraba del mercado desde el 1°. de febrero para cumplir con la decisión de la SIC, que calificó de arbitraria.

(Lea: Arrendamiento de vehículos, la clave de Uber para su regreso al país)

Aunque para que la historia sea completa hacen falta agregar otros capítulos como la apelación de la firma al fallo que pasó a segunda instancia, su intención de demandar al Estado colombiano por presuntamente haber violado los compromisos con el TLC con EE. UU., la solicitud de un decreto que le permitiera quedarse, entre otros aspectos, la firma demostró que no está dispuesta a perder el primer mercado de Suramérica al que entró en 2013.

EL NUEVO MODELO

A pesar de que la firma tiene un proceso en curso debido a lo anteriormente citado, este 20 de febrero informó al país que volvía mediante un nuevo formato, precisamente, uno de arrendamiento.

La compañía comunicó que “el modelo permitirá arrendar un vehículo con un conductor, bajo un acuerdo entre las partes al momento de la llamada. La aplicación será el punto de contacto que conecta a las dos partes para que entre ellas celebren un contrato”.

Es decir, para que un usuario quiera acceder a los servicios intermediados por la plataformas, primero debe aceptar los términos que se especifican en dicho documento, cada vez que quiera pedir un Uber.

Aunque muchos usuarios se alegraron de la noticia de la firma, otros tantos empezaron a cuestionarse en redes sociales sobre cuáles son las responsabilidades que tendría el usuario en caso de que ocurriera un accidente, una multa entre otros temas similares, dado que este pasaría a ser el arrendatario y el conductor a ser el arrendador.

El contrato privado cuenta con 17 puntos entre los que se hablan sobre el plazo del mismo, precio y gastos, protección de datos, entre otros.

Cabe mencionar que de acuerdo con Héctor Riveros Santos, abogado experto en TIC, “en el contrato de arrendamiento uno dispone del vehículo, eso hace que, sí con ocasión de las instrucciones dadas se cometen infracciones o se causan daños, uno esté obligado a repararlos”.

Para Riveros, se debe tener en cuenta que la relación entre el conductor y la autoridad no cambia. Es decir, “en caso de que se asuma una multa el responsable para el pago es quien conduce el carro, pero si se comprueba que fue inducida por el usuario este deberá asumir dichos costos”.

Ante este punto, Uber dijo que “cuando una persona alquila un carro con conductor, el arrendatario tiene el control operativo durante el arrendamiento. Por ejemplo: Si el arrendatario (usuario) solicita al conductor elevar la velocidad por encima de la norma y es causal de multa, deberá asumirla”.

Sin embargo, la compañía no ha explicado de manera precisa cómo el usuario haría dicho pago, en caso de que sea este quien deba asumir el costo.

Respecto a la duda de qué ocurre cuando hay un accidente, la compañía informó que ofrece una póliza de seguro con Allianz para cubrir esto. Además, asegura que es responsabilidad del arrendador (quien pone a disposición el bien) tener el Soat al día.
“Como en todos los incidentes de tránsito, la autoridad competente es la que decide la responsabilidad de las partes comprometidas”, concluye.

Además, en el contrato se establece que el arrrendatario (usuario) deberá asumir costos adicionales que no están incluidos en el precio, como por ejemplo, si el arrendador (conductor) requiere el servicio de grúa para restituir el vehículo a un taller, por causas imputables al usuario, dicho costo tendrá que ser pagado por este último.

Otro caso que se menciona es la ‘liberación del vehículo’, en este si el carro es retenido por las autoridades y las causas imputables al incidente corresponden al arrendatario y deberá hacerse cargo de los costos que la liberación requiere.

De otro lado, Uber indica en el contrato que este se hace en los términos del Código de Comercio y Código Civil colombianos. Además, que a través de este no existirá ninguna relación laboral entre el arrendador y arrendatario. Asimismo, dice que el arrendador es responsable de sus obligaciones laborales y pagos correspondientes.

LOS NUEVOS SERVICIOS DE LA APP

Aunque la firma dijo que el modelo de arrendamiento es temporal anunció sus cinco opciones de transporte: PorHoras, UberYa, Economy, Comfort y XL. En el primero de estos se puede alquilar un auto con conductor y pagarlo por el tiempo que se utilice el servicio para hacer varias diligencias.

El segundo es como el servicio tradicional que ofrecía la firma antes. El Economy permite usar vehículos con modelos más antiguos y a un precio más asequible. El servicio Comfort es similar a Uber Black, con autos más modernos y experiencias más cómodas. Por último, el XL es lo mismo que el Uber Van el cual permite usar la aplicación si se va en un grupo grande. De otro lado, cabe decir que el Gobierno está estudiando el nuevo modelo para saber cómo proceder.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • OPINIÓN
  • MIS FINANZAS

Compartir