1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

En operación, la válvula del poliducto Salgar-Cartago-Yumbo

La obra se montó en armonía con el medio ambiente, el respeto por la cultura indígena y la conservación del Paisaje Cultural Cafetero.

Poliducto

En su recorrido, el nuevo tramo del poliducto atravesó 7,5 kilómetros del Paisaje Cultural Cafetero.

Ecopetrol

POR:
Portafolio
septiembre 10 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-10

Para garantizar aún más la confiabilidad en el abastecimiento de combustibles líquidos en los departamentos del Eje Cafetero y suroccidente del país, en las últimas horas entró en operación un tubo que fortalecerá el suministro.

La razón, Ecopetrol y Cenit le dieron vía libre a la operación en el nuevo tramo del poliducto Salgar - Cartago - Yumbo, que se encuentra entre los municipios de Chinchiná (Caldas) y Pereira (Risaralda).

La obra, con una extensión de 55,2 kilómetros, pasa por los municipios de Santa Rosa, Dosquebradas, Pereira, Marsella y Chinchiná.

“Con este nuevo tramo se buscó alejar el poliducto de las áreas densamente pobladas y desarrollar una operación segura y confiable en el transporte de combustible al occidente del país”, resaltó un comunicado de las empresas Ecopetrol y Cenit.

En este proyecto de alta ingeniería fueron invertidos cerca de US$81 millones. En su construcción se usaron 4.600 tubos, cada uno de aproximadamente 12 metros de largo. Empezó a construirse en mayo de 2018 y se emplearon 1.300 personas, con un 61% de participación de mano de obra de la región cafetera.

En su recorrido, el nuevo tramo del poliducto atravesó 7,5 kilómetros del Paisaje Cultural Cafetero, declarado por la Unesco como patrimonio cultural de la humanidad, por lo que se trabajó de la mano con todas las entidades involucradas en el cuidado y preservación de este patrimonio.

“Nos sentimos muy orgullosos de entregar esta importante obra al eje cafetero y al país. Todas las actividades de ingeniería que fueron necesarias para adelantar la construcción de este nuevo tramo se llevaron a cabo preservando la seguridad de la comunidad, el cuidado del medio ambiente, respetando la cultura indígena y conservando el Paisaje Cultural Cafetero, patrimonio y orgullo de los colombianos”, destacó el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón.

Por su parte, Héctor Manosalva, presidente de Cenit, subrayó que “la variante Chinchiná-Pereira del poliducto Salgar-Cartago-Yumbo resulta imprescindible para Colombia, pues su infraestructura abastece de refinados como diésel, gasolina motor regular y extra, Jet A1 y gas licuado de petróleo, a la zona cafetera y al suroccidente del país”.


LEGADO AMBIENTAL DEL PROYECTO

Como parte de su legado, el nuevo tramo del poliducto deja para la región dos centros de pensamiento construidos en los resguardos Suratena y Altomira de la cultura Embera Chamí, en los que trabajaron personal 100% étnico y se invirtieron cerca de $2.000 millones.

Estos lugares fueron concertados en el marco de la consulta previa adelantada por las dos compañías con las comunidades indígenas, calificadas como fructíferas por todas las partes y un ejemplo de modelo exitoso para otros procesos en el país.

Así mismo, durante la construcción de la nueva línea fue encontrada y recuperada la más grande colección arqueológica hallada en el Eje Cafetero.

Dentro de los hallazgos reportados se encontraron cerca de 28.000 fragmentos cerámicos repartidos en 2.000 años de ocupación humana, cerca de 1.500 objetos de piedra, 104 piezas completas y una nariguera de oro.

A esto se suman 14 tumbas, de las cuales ocho están en perfecto estado. Todas estas piezas fueron entregadas a la Universidad Tecnológica de Pereira, que tendrá a cargo su custodia y análisis.

Se destaca el cuidado por la riqueza de fauna y flora de la región, resultado de lo cual el proyecto rescató aproximadamente 3.000 unidades de bromelias y orquídeas, así como 100.000 centímetros de epífitas no vasculares.


LA ADVERTENCIA DE LA UPME

Si en menos de 10 años la Nación no comienza a producir hidrocarburos en campos nuevos, incluso en Yacimientos no Convencionales (YNC), no le quedaría más camino que aumentar las importaciones de crudo para cargar las refinerías.

Esta advertencia la hace la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) a través de su Plan Indicativo de Abastecimiento de Combustibles Líquidos, al afirmar que el volumen que actualmente se bombea en campos maduros, y con ayuda del recobro mejorado, no sería suficiente para atender la demanda a mediano y largo plazo.

Compartir