1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Cambio climático: riesgo en alza para el sector financiero

No obstante, una encuesta de la Superfinanciera advierte que aún falta un camino para que las entidades integren esta nueva realidad a su estrategia.

El cambio climático le mostró su peor rostro a Colombia. El termómetro marcó hasta 40° en la Costa y 20 municipios prendieron su

En muchos casos, la gestión ambiental está más atada a temas de responsabilidad social.

POR:
Portafolio
marzo 07 de 2019 - 08:35 p.m.
2019-03-07

El sector financiero no es ajeno a los impactos que el cambio climático genera en materia de costos por daños e impacto en la productividad del país.

(¿Por qué es importante analizar desde la economía el cambio climático?). 

Y aunque algunas entidades han avanzado en temas de sostenibilidad y varios establecimientos de crédito han desarrollado una oferta de financiamientos verdes, lo cierto es que aún falta que las empresas integren más a sus estrategias los riesgos de esta nueva realidad.

Así lo reveló un informe de la Superintendencia Financiera, entidad que desde el año pasado se dio a la tarea de consultar entre las entidades vigiladas sobre cómo están respondiendo ante el cambio climático.

El documento dice que la Superfinanciera “ha identificado el cambio climático como un riesgo financiero actual con impacto exponencial hacia el futuro si no se toman las medidas oportunas y preventivas”.

Justamente, advierte sobre dos tipos de riesgos. Unos, son los físicos, que “pueden impactar negativamente los activos y/o aumentar los gastos de las entidades supervisadas debido a cambios en el entorno”, como los eventos naturales catastróficos.

(Cambio climático disminuirá la producción de cerveza en el mundo). 


Los otros son los de transición, que están relacionados con la transición a una economía baja y tienen que ver con “las prioridades en las políticas en la lucha contra el cambio climático de cada país, la aparición de nuevas tecnologías y/o el cambio de preferencias de los consumidores”.

Así, luego de encuestar a las entidades, el resultado fue que la gran mayoría de aseguradoras, fondos de pensiones y fiduciarias no han considerado los asuntos ambientales al interior de sus juntas o comités directivos. La excepción son los bancos, en donde hay una proporción importante que han medido riesgos y que tienen políticas ambientales que cubren las operaciones de crédito.

Sin embargo, en todo tipo de entidades, la mayor parte de los sistemas de administración de riesgo ambiental están relacionados con los programas de responsabilidad social.

Ante estos resultados, la Superfinanciera desarrollará en los próximos meses cuatro líneas de trabajo, que incluyen hacer una clasificación adecuada de los proyectos o instrumentos financieros considerados verdes o sostenibles, mayor adopción de criterios ESG (ambientales, sociales y de gobernanza), promover más transparencia en la información sobre el riesgo climático y lograr una mayor participación de todos los agentes.

Compartir