1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Crédito comercial cede por baja demanda y pagos anticipados

El poco dinamismo de los préstamos a las empresas limita la cartera total, que hasta agosto creció 1,81% real anual, y ya bordea los $450 billones.

Crédito empresarial

123rf

POR:
Portafolio
octubre 10 de 2018 - 09:28 p.m.
2018-10-10

En agosto, el saldo de cartera de los establecimientos de crédito (bancos, corporaciones financieras y cooperativas financieras) bordeaba los 450 billones de pesos, que representan un crecimiento de 1,81% real anual. De este monto, el 4,9 por ciento está vencido, lo que equivale a 22,3 billones de pesos.

Los datos fueron revelados este miércoles en la XXXII Asamblea de Anif por el superintendente Financiero, Jorge Castaño Gutiérrez, quien señaló además que la modalidad comercial, que representa más de la mitad del crédito, es la única que en términos reales no ha crecido en el último año.

(Lea: Lanzan línea de crédito para financiar proyectos de Economía Naranja). 

De hecho, hasta agosto, el segmento de los préstamos a las empresas mostraba una disminución real de 1,5 por ciento anual, el menor dato en nueve años.

“Hay dos temas que explican el comportamiento de la cartera comercial. Uno, es que estamos viendo segmentos específicos que no están demandando crédito, y el otro, es que hay empresas que están cumpliendo anticipadamente con sus obligaciones”, explicó el funcionario, y añadió que, en el último mes, hubo prepagos por 1,5 billones de pesos, relacionados con una operación realizada por Ecopetrol.

De hecho, el presidente de Anif, Sergio Clavijo, señaló que si bien en la coyuntura actual no luce mal un crecimiento de la cartera total de alrededor del 2 por ciento, sí preocupa la baja dinámica del segmento comercial y sus niveles de morosidad, que están por encima de los registrados durante la crisis del 2009.

Según el directivo, “se juntó el ciclo de los bajos precios del petróleo con una serie de malos negocios de gran volumen, como Electricaribe, Ruta del Sol II y III y los sistemas de transporte masivo”, a lo cual añadió que hay algo de tensión por lo que pueda producirse con respecto a la contingencia de Hidroituango.

Y aunque los saldos vencidos de las empresas siguen en aumento, y los datos más recientes muestran que por cada 100 pesos prestados hay 4,8 pesos ‘colgados’, lo cierto es que ya se ve una moderación en el ritmo de crecimiento.

Esto está relacionado no solamente con el hecho de que las entidades financieras ya han hecho castigos de cartera para sanear sus balances, sino que además, se viene haciendo un seguimiento a los préstamos considerados riesgosos (que podrían entrar en mora).

“Estamos tratando de anticiparnos desde la percepción de riesgo para identificar unos deudores sistémicos y ver quiénes podrían generar un volumen significativo de provisiones”, afirmó el Superfinanciero. Por eso, se está trabajando en estrategias para contener el riesgo en empresas de construcción, transporte masivo y algunas en el sector salud.

No obstante, Castaño dijo que la moderación podría haber sido mayor, de no ser por los grandes deudores mencionados anteriormente.

De hecho, las entidades financieras han constituido, hasta ahora, provisiones relacionadas con Electricaribe, Ruta del Sol II y III y los sistemas de transporte masivo por unos 3 billones de pesos, y, en caso de que no se produzcan pagos, habría que aprovisionar otros 1,7 billones de pesos en los próximos meses.

En cuanto a los otros segmentos, la cartera de consumo viene creciendo 5 por ciento, y también se está desacelerando la morosidad, pues los créditos que se han desembolsado más recientemente han tenido mejor comportamiento de pago, particularmente tarjetas de crédito y libranzas.

Aunque el crédito de vivienda es el que más crece, el deterioro se mantiene, por lo cual mantendrán la mira en este sector.

En contraste, los microcréditos se mantienen prácticamente estancados.

EL DESAFÍO DIGITAL 

Durante la Asamblea de Anif, representantes de la banca señalaron que actualmente el principal desafío es la transformación digital.

El presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora, señaló que hay que llevar la digitalización más allá de la movilidad y seguir trabajando para que las personas confíen más en los nuevos desarrollos.

Por su parte, Alejandro Figueroa, presidente del Banco de Bogotá, dijo que la digitalización ayudará a la eficiencia no solo del sector sino de la economía en general, y por ende contribuirá al PIB potencial.

Además, Álvaro Jaramillo, del Citi, advirtió que el riesgo de ciberseguridad es uno de los elementos más críticos para el sector. Todos coincidie- ron en que es clave la experiencia del cliente.

Compartir