1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

La deuda pública subiría al 56% del PIB, según Anif

Este incremento se daría por el menor recaudo y las mayores obligaciones pagadas con títulos TES.

Billetes

La principal falla que habría tenido la reforma tributaria tiene que ver con la “insostenibilidad fiscal que se está generando por el drenaje de la tributación agregada”.

Carlos Ortega/CEET

POR:
Portafolio
enero 19 de 2020 - 07:54 p.m.
2020-01-19

Un preocupante balance presentó Anif frente a la reforma tributaria aprobada en diciembre pasado, en gran medida por sus efectos, entre otras, en la deuda pública.

Lea: (Con pliego desactualizado y sin diálogos regresan las marchas al país)

Según las cuentas del centro de estudios, “la relación deuda del Gobierno Central - PIB continuará escalando del actual 50% hacia niveles del 56% durante el próximo quinquenio al sumar el efecto compuesto del menor recaudo y el pago de obligaciones vía emisión de TES por ‘debajo de la línea’ (salud + subsidios energía + fallos judiciales)”.

Lea: (Los desafíos de la economía colombiana en 2020)

Lo anterior incluye diversos cambios que ha hecho el Ejecutivo, con el fin de asumir algunos pasivos que venían de años atrás, a través de la emisión de títulos de deuda pública, como es el caso de los presentados para cubrir el Acuerdo de Punto Final del sector salud.

Para Anif, este panorama “no luce compatible con la calificación crediticia de dos escalones por encima del Grado de Inversión que aún nos mantienen Moody’s y Fitch (esta última ya otorgándonos la perspectiva negativa)”.

No obstante, no es lo único en lo que tienen reparos. De acuerdo con el reporte, la principal falla que habría tenido la reforma tributaria tiene que ver con la “insostenibilidad fiscal que se está generando por el drenaje de la tributación agregada”.

Con esto se refieren a la reducción de las cargas de impuestos a las empresas, que, en su concepto, no habrían sido compensadas adecuadamente, sino acentuada por otras medidas.

Por ejemplo las incluidas dentro del paquete social (reducción de aportes a pensionados o devolución del IVA a los hogares más vulnerables), que fue agregada por el Gobierno –según Anif– “presionado por las protestas”.

De otro lado, en cuanto a la posibilidad de descontar el IVA pagado por la adquisición de bienes de capital, los expertos en el documento contradicen al Gobierno en la tesis de que esto ha generado mayores flujos de recursos hacia el país.

“Difícilmente ello puede atribuírsele a la Ley de Financiamiento, pues, en primer lugar se tienen efectos estadísticos a favor en la inversión regional (atada al ciclo político) y otras obras civiles; en segundo lugar también las importaciones de bienes de capital han estado impulsadas por equipo de transporte; y en un tercer puesto dichas devoluciones tan solo entraban a operar al 100% en el 2020”, apunta el análisis.

Ahora, de acuerdo con Anif, la pelota está en el campo de las calificadoras de riesgo, que definirán si mantienen las notas y perspectivas del país.

Compartir