1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Las importaciones de gas natural se duplicarán este año

Entre enero y abril han entrado al país el 60% de total del combustible que llegó en el 2018.

Planta regasificadora

La planta regasificadora de Barú esta en capacidad de atender la demanda nacional.

Cortesía Spec

POR:
Portafolio
abril 14 de 2019 - 07:39 p.m.
2019-04-14

El fenómeno de ‘El Niño’ que se presenta por esta época en el país, aunque moderado, le está allanando el camino al aumento en las importaciones de gas natural licuado (GNL), las cuales prácticamente se duplicarán a finales de año.

Lea: (Las termoeléctricas se pasan al gas para generar energía)

La razón es que mientras en el 2018 entraron al país cerca de 553.000 metros cúbicos de este combustible, entre enero y abril han llegado al país poco más de 300.000 metros cúbicos, es decir, el 60% del total de volumen que ingresó al territorio nacional el año pasado. Este porcentaje llama mucho la atención si se tiene en cuenta que desde que se inauguró la planta regasificadora de El Cayao en diciembre del 2016, hasta el mismo mes del 2017, los buques cargueros con GNL llegaban al país entre 60 a 90 días, o más. Y para el presente año, la frecuencia estimada disminuiría ya que se calcula entre 45 y 60 días.

Lea: (Transporte de carga empezará a usar gas natural vehicular)

Así mismo, el comportamiento de la planta tiene unas variaciones que le permiten una flexibilización en la operación para atender la demanda por encima del 70% de los días del año.

En diálogo por Portafolio, y en el marco del congreso de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas) que finalizó el viernes pasado, José María Castro, gerente general de la Sociedad Portuaria El Cayao (Spec), reiteró que por la terminal marítima de importación y regasificación de GNL, han entrado los volúmenes suficientes y necesarios para mantener prendidas las plantas térmicas que garantizan la energía en firme que pide la demanda.

“En el presente año se ha mitigado los efectos por el fenómeno de ‘El Niño’, ya que el parque térmico del país ha entrado a respaldar la oferta ante el descenso en el nivel de los embalses del país”, subrayó el gerente general de Spec.

Reiteró que estas plantas de generación han apelado más al consumo del gas natural para poner en funcionamiento los complejos por tema de costos y eficiencia. “No solo aumentaron los volúmenes por el intenso verano, sino también porque está pronosticado que a final del presente año aparecerá otro periodo seco, así prácticamente poco más de seis meses del 2018 año estarían marcados por un decrecimiento en el nivel de los embalses”.

Cabe recordar que los buques que traen el GNL al país tienen una capacidad que oscila entre los 90.000 y 120.000 metros cúbicos, y que el carguero regasificador que realiza el proceso tiene un tope hasta 170.000 metros cúbicos. Además, puede regasificar hasta 400 millones de pies cúbicos de gas natural al día, con los cuales se podría atender el 40% de la capacidad de generación térmica y el 20% de la demanda de energía.
Castro insistió en señalar que la planta hizo posible que en los últimos dos años, las principales térmicas del país respondieran oportunamente a los despachos y redespachos del sector energético, teniendo en cuenta la naturaleza variable del sistema de transmisión eléctrica.

“La terminal de regasificación ofrece una flexibilidad que es clave para el sector térmico, pues responde y se adapta al patrón de consumo variable y poco predecible que tienen las térmicas en Colombia”, sostuvo el gerente general de Spec.

El pasado viernes arribó al citado terminal marítimo el buque número 12 (tercero en el año) que trae el GNL que importan las térmicas del país a través de la comercializadora Calamarí. El volumen importado son 116.000 metros cúbicos. Este buque viene del puerto petrolero de Saving Pass (EE. UU.), y el gas está destinado a las centrales térmicas de Tebsa, Zona Franca Celsia y Termocandelaria, para energía en firme.

Compartir