1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Minhacienda reglamenta la comercialización de seguros

La idoneidad de directores y administradores de las sociedades corredoras y las condiciones para ser prestador, son algunos aspectos revisados.

Comercialización de seguros

Los cambios incluidos en el decreto serán aplicables a partir de las instrucciones de la Superfinanciera dentro los 6 meses siguientes a su entrada en vigor.

iStock

POR:
Portafolio
diciembre 05 de 2018 - 10:45 p.m.
2018-12-05

El Ministerio de Hacienda expidió, el pasado 15 de noviembre, el Decreto 2123 con el fin de modificar el Decreto 2555 de 2010 (Decreto Único Reglamentario del sector financiero, asegurador y del mercado de valores) e introducir ajustes en lo relacionado con el desarrollo de operaciones de comercialización de seguros.

En su parte motiva, señala el nuevo decreto, la dinámica del mercado asegurador y el desarrollo de operaciones que facilitan el acceso a servicios financieros en la población, “exigen la continua revisión de la regulación de manera que ésta se actualice y propenda por la solidez del sistema financiero y por la existencia de condiciones adecuadas de protección al consumidor financiero”. En esa misma línea, el Gobierno Nacional consideró necesario evaluar las características de los actores y canales de comercialización de seguros existentes en Colombia a la luz del marco legal y los estándares internacionales. A partir de este análisis, se identificaron aspectos normativos que según el Ejecutivo, “merecen ser a) replanteados para procurar adecuados niveles de idoneidad y profesionalismo de quienes corresponde brindar información y asesoría a los clientes y usuarios, o potenciales clientes y usuarios, b) armonizados dentro de la regulación para eliminar arbitrajes regulatorios, en lo que respecta al uso y préstamo de la red por parte de las entidades aseguradoras y c) flexibilizados para el fortalecimiento y promoción de la corresponsalía de seguros”.

(Lea: Proponen cambios para el comercio de seguros

ASPECTOS CENTRALES DEL DECRETO

El Decreto 2123 aborda, como temas principales, los siguientes: idoneidad de directores y administradores de sociedades corredoras; ramos de seguros; utilización de la red, prestadores y usuarios; ramos de seguros que se pueden comercializar a través de corresponsales y un régimen de transición según el cual, las modificaciones previstas en el 2123 serán aplicables a partir de la publicación de las instrucciones que imparta la Superintendencia Financiera de Colombia para desarrollar las disposiciones contenidas en la norma. El ente de vigilancia y control tendrá un plazo de seis meses para expedir dichas instrucciones a partir de la entrada en vigencia del decreto.

(Lea: El 70% de los autos en Colombia no está asegurado

En cuanto al primero de los temas, la idoneidad de directores y administradores de sociedades corredoras, el 2123 señala que “Son idóneos para actuar en calidad de director o administrador de una sociedad corredora de seguros o de reaseguros, las personas que manejan sus negocios de acuerdo con las sanas prácticas comerciales, financieras y de seguros y posean conocimientos suficientes sobre la actividad de intermediación de seguros o reaseguros”, (artículo 1º).

En relación con el segundo asunto, los ramos de los seguros, dice el nuevo decreto que “se consideran idóneos para ser comercializados mediante la red de los establecimientos de crédito, los siguientes ramos, siempre y cuando las pólizas cumplan con los requisitos establecidos en el artículo 2.31.2.2.1” del 2123: SOAT, seguros de automóviles, exequias, accidentes personales, desempleo, educativos, vida individual, pensiones voluntarias, salud, responsabilidad civil, incendio, terremoto, sustracción, agrícola, hogar, colectivos de vida y vida grupo, así como los demás ramos establecidos por la Superfinanciera, de acuerdo con la evaluación de riesgos y condiciones que resulten aplicables para garantizar el cumplimiento de lo establecido en el 2123. Igualmente, dice la norma, “Se entienden autorizadas todas aquellas operaciones de recaudo, recepción, pago, transferencia [Y]entrega de dinero. Adicionalmente, la entrega y recepción de solicitudes, documentos, informes, boletines, certificados y en general toda aquella información relacionada con los seguros comercializados a través del uso de red y de corresponsales”.

Sobre el tercer punto, la utilización de la red, las condiciones para ser prestador y el tratamiento de los usuarios, el decreto estipula que “Podrán ser tanto prestadores como usuarios de la red los establecimientos de crédito, las sociedades de servicios financieros, las sociedades comisionistas de bolsa de valores, las comisionistas independientes de valores, las sociedades administradoras de inversión, las sociedades administradoras de depósitos centralizados de valores, las Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos Electrónicos -SEDPE y las entidades aseguradoras”.

A su vez, los prestadores de la red podrán, mediante contrato remunerado, “prestar su red para que los usuarios de la misma realicen la promoción y gestión de las operaciones que les han sido autorizadas con sujeción a lo dispuesto” en el mismo Decreto 2123.
Por último, y en relación con el cuarto punto dedicado a los ramos de seguros que se pueden comercializar a través de corresponsales, el decreto los enuncia de manera taxativa: SOAT, exequias, desempleo, vida individual, accidentes personales, agrícola, responsabilidad civil, hogar, colectivo de vida, vida grupo y los demás ramos establecidos por la Superfinanciera, “de acuerdo con la evaluación de riesgos y condiciones que resulten aplicables”.

Igualmente, se entenderán autorizadas todas las operaciones de recaudo, recepción, pago, transferencia y entrega de dinero, así como la entrega y recepción de solicitudes, documentos, informes, boletines, certificados y en general, “toda aquella información relacionada con los seguros comercializados a través de corresponsales”.

La norma precisa, que en la realización del contrato de seguros adquiridos a través de estos corresponsales, “no se podrán exigir condiciones previas para el inicio del amparo de la póliza o para la subsistencia de la misma. De la misma manera, las condiciones del mismo no podrán ser modificadas unilateralmente por la compañía aseguradora”.

Compartir